Warren Buffeett dice adiós a una de sus inversiones más históricas. O casi. El magnate estadounidense ha reducido su exposición a Wells Fargo hasta solo 675.000 acciones, de manera que casi completa su retirada de una entidad financiera en la que llevaba invertido los últimos 31 años a través de Berkshire Hathaway.

Noticias relacionadas

La retirada ha quedado plasmada en la comunicación trimestral de posiciones inversoras que Bershire Hathaway está obligada a enviar al supervisor bursátil de EEUU. En concreto, el formulario 13-F deja al descubierto la drástica retirada en Wells Fargo, de la que poseía 52 millones de acciones al cierre de 2020.

En sentido opuesto, el conocido como 'oráculo de Omaha' ha estrenado posición en la aseguradora Aon, de la que ha adquirido aproximadamente 4,1 millones de acciones. Una participación que, a precios declarados al supervisor, asciende a una valoración que rebasa los 900 millones de dólares.

Retirada en la banca

El adiós de Buffett en Wells Fargo comenzó ya el año pasado, si bien ha ido incrementando el ritmo de su retirada cada nuevo trimestre. A finales del año pasado, la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU (SEC, por sus siglas en inglés) acusó a dos exdirectivos de la entidad de engañar con sus resultados y el reconocido inversor criticó que la cúpula del banco "lo ignoró cuando se enteraron".

La salida de este banco llega después de que a lo largo del año pasado Buffett ya apostara por deshacer posiciones en otros valores del sector como JP Morgan Chase y Goldman Sachs. Un camino que contradice al que en los últimos tiempos han tomado muchos gestores de inversión esperanzados por el impacto positivo de la recuperación económica en el negocio bancario.

Así, actualmente la única posición destacada del reconocido invesor de Omaha en el sector bancario es Bank of America, del que mantiene en cartera unos 1.000 millones de acciones.

Se refuerza en Verizon

Como en el trimestre precedente, Buffett también redujo su participación en la petrolera Chevron. Al mitad ha dejado su exposición a una representante destacada entre las estrategias value. Hacia abajo también en la farmacéutica estadounidense Merck, con un recorte del 37%.

En sentido opuesto, aumentó su participación en Verizon Communications, hasta sumar 158,8 millones de acciones.