El Gobierno ha dado su visto bueno a la oferta pública de adquisición (opa) del grupo irlandés Kerry a través de su filial ibérica por la española Biosearch. Una autorización indispensable para proceder con la transacción debido a las restricciones a la inversión extranjera en sociedades españolas impuestas para evitar la toma de control de empresas estratégicas por inversores foráneos en plena pandemia.

Noticias relacionadas

La autorización se produjo en el Consejo de Ministros de este miércoles, pero no ha sido hasta este viernes que Biosearch ha dado cuenta del resultado del trámite a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). "La autorización de la inversión extranjera resultante de la oferta se ha concedido de conformidad con lo establecido" en la normativa vigente, explica en una información relevante remitida al supervisor.

Este paso adelante llega después de que el pasado 2 de marzo Kerry Group consiguió que su opa fuera admitida a trámite por la CNMV. Desde entonces, la institución sigue estudiando los términos de la misma, si bien se espera que pueda pronunciarse definitivamente pronto después de esta autorización del Gobierno.

Autorización de la CNMC

Días después de la admisión de la CNMV, fue la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) la que dio su visto bueno a "la operación de concentración económica". Una luz verde que se encendió el pasado 16 de marzo tras no haber encontrado indicios de que la integración pueda resultar en problemas de competencia en el sector.

Con este avance, la opa sigue su curso. La operación contempla una contraprestación de 2,2 euros por cada una de las acciones de Biosearch, que actualmente rondan esta cota, aunque sin sobrepasarla. Esta puja está dirigida a un total de 57,7 millones de acciones, si bien está supeditada a la aceptación de al menos un 50% de este montante.

Un volumen que ya está asegurado en buena parte. En este sentido, Lactalis Iberia se ha comprometido de forma irrevocable a aceptar la oferta con su 29,5% de Biosearch.

Kerry Iberia ha garantizado que dispone de suficientes compromisos de deuda y capital para afrontar el pago total de la contraprestación de la oferta, cuyo precio cumple con los requisitos para ser considerado como precio equitativo, según sus responsables.

Resultados trimestrales

Por otra parte, Biosearch ha dado a conocer este viernes pérdidas por 59.000 euros durante el primer trimestre de este año, frente a un beneficio de 91.000 euros en el mismo periodo del ejercicio pasado. Un giro a números rojos que se ha achacado a la disminución de la cifra de ventas por menor demanda en el área de probióticos y extractos.

En este sentido, los ingresos del grupo de tecnología alimentaria cayeron un 9,6% hasta los 5,9 millones de euros. La cotizada también ha advertido de que la comparativa resulta más adversa a consecuencia de un primer trimestre de 2020 especialmente intenso en ventas.

A lo largo de los tres primeros meses de 2021, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 330.000 euros, un 37,9% inferior al del año pasado. Una contracción que se ha vinculado con la ralentización de algunos pedidos y un aumento de mercaderías de la compañía.