Ecoener retrasa y pega un drástico tijeretazo a su plan de salida a bolsa. Solo dos días antes de la fecha prevista para su puesta de largo, atrasa el debut al 4 de mayo y rebaja un 45% en el importe máximo que aspira a captar con la colocación de sus nuevas acciones. De los 200 millones que preveía inicialmente su folleto a conformarse con 110 millones.

Noticias relacionadas

La renovable explica que esta decisión se ha tomado "durante el proceso de colocación", lo que implicaría que se ha topado con un apetito inversor por sus títulos mucho menos abultado de lo que venía presuponiendo. A consecuencia de ello, la gallega se ha visto obligada a "ajustar el tamaño de la oferta inicial de acciones ordinarias de nueva emisión dirigida a inversores cualificados".

Aunque previsiblemente la rebaja será en el precio de colocación y, por lo tanto, en la valoración de mercado con la que se estrenará la compañía, no se especifica si el ajuste será por esta vía. La otra opción, menos probable porque supondría reducir el capital de libre flotación, pasaría por reducir en el número de acciones a colocar. Inicialmente se había previsto una horquilla de precios entre 5,90 y 7,25 euros por acción.

Detalles definitivos

En este sentido, si Ecoener esperaba hasta ayer ingresos brutos por 181,8 millones de euros gracias a esta operación, ahora no se prevén más de 100 millones. En el mejor de los casos, y ahora algo más improbable, que es aquel en el que los bancos colocadores ejercen su opción de sobresuscripción, la compañía ha rebajado sus estimaciones desde los 200 hasta los 110 millones de euros. Un tijeretazo del 45%.

En el nuevo calendario señalado para la operación, que modifica el que contenía el folleto para la operación aprobado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) del 15 de abril, recoge que el periodo de sondeo de demanda abarcará hasta el 29 de abril. Entonces la compañía revelará finalmente el precio definitivo de referencia de sus acciones y los detalles últimos de cara a un debut establecido para el día siguiente.

A consecuencia de este nuevo calendario, la compañía que preside Luis de Valdivia ha establecido que el periodo de estabilización en el que los bancos colocadores se encargarán de cuidar de su evolución en bolsa se prolongará hasta el 3 de junio. Société Générale se coloca al frente de este grupo del que también forman parte Banco Sabadell, CaixaBank, Crédit Agricole y HSBC.