IFM Investors allana el camino hacia su oferta pública de adquisición (opa) por el 22,69% de Naturgy. El fondo de inversión ha renunciado a la aprobación del Tesoro de Australia como condición indispensable para ejecutar la operación, lo que podría ayudar a facilitarla mientras sigue pendiente de pronunciamiento por los supervisores españoles.

Noticias relacionadas

A través de una información relevante remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los gestores de IFM explican que "una vez analizada la documentación a la que ha tenido acceso, no se cumplen las condiciones que requerirían la obtención de una notificación de no oposición del Tesoro de Australia" en cuanto a lo establecido en la ley vigente en el país oceánico.

De tal modo, han subrayado que "al no resultar aplicable", se ha decidido "eliminar" este requisito que estaba vinculado con "la adquisición de una participación indirecta en determinadas filiales australianas de Naturgy como resultado de la oferta". Mientras tanto, siguen vigente el resto de condicionantes sobre autorizaciones previas para que la oferta de 23 euros por cada acción de Naturgy pueda ejecutarse.

Otras autorizaciones

En este bloque figura el visto bueno de la Comisión Federal de Competencia Económica de México (COFECE), ya que "la operación alcanza los umbrales aplicables en materia de control de concentraciones" según la ley mexicana. La luz verde ya se solicitó a las autoridades del país americano el pasado 26 de enero, según detalló IFM.

Aunque "no se configura como condición" irrevocable para que la oferta finalmente se ejecute, el fondo de inversión también ha solicitado la autorización de la Comisión de Seguros de Luxemburgo -ya sea expresa o por silencio positivo- por la adquisición indirecta de, "al menos, el 10% del capital de la sociedad Natural RE S.A.", la reaseguradora cautiva del grupo energético español con licencia en el país centroeuropeo.

Derecho de veto

Por supuesto, el factor clave en este sentido viene por la decisión que finalmente tome la Dirección General de Comercio Internacional e Inversiones del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Este es el órgano que cuenta con derecho de veto en virtud de los blindajes establecidos por el Gobierno para evitar opas hostiles sobre empresas estratégicas aprovechando la caída de cotizaciones fruto de la pandemia.

En este sentido, la CNMV ya ha adelantado que "no autorizará la oferta hasta que se le acredite la obtención" de esta autorización gubernativa. En este sentido, hasta que no se cuente con este visto bueno no se entenderá por presentada toda la documentación necesaria para que comience a descontar el plazo de 20 días con que cuenta para pronunciarse.

El folleto de la oferta ya se ha presentado debidamente por parte de IFM hace una semana. Los términos de la opa se registraron ante el supervisor del mercado 11 días después del primer anuncio de una oferta que Naturgy calificó como "no solicitada" y que reduciría su free-float a menos de un 10% de su capital social.