Banco Santander sube con fuerza en bolsa este miércoles después de haber publicado sus resultados anuales. Las acciones de la entidad llegan a dispararse hasta un 5,1% en máximos intradía, hasta los 2,67 euros por título. En los últimos tres meses, la remontada de la entidad alcanza a un 55% de su valor en bolsa.

Noticias relacionadas

Los inversores reciben de buen grado unas cuentas que, sin embargo, suponen la entrada en pérdidas del Santander. El banco que preside Ana Botín ha referido pérdidas por 8.771 millones de euros, fruto de las abultadas provisiones que la entidad ha realizado para hacer frente a la crisis de la Covid-19 sin ver comprometida su solvencia.

A lo largo del cuarto trimestre del año, otros 1.146 millones de euros vinculados a costes de reestructuración en España que se suman al saneamiento de los fondos de comercio y activos fiscales por 12.600 millones. No obstante,  su beneficio ordinario ha alcanzado los 5.081 millones de euros en 2020, lo que supera las previsiones de consenso y cumple con las guías de la propia entidad.

Margen y dividendo

Uno de los datos más celebrados por los analistas ha sido el de margen de intereses, que se mantuvo estable en 31.994 millones de euros en el año. Esto ha sido posible, entre otros factores, gracias al incremento del 6% registrado en clientes vinculados, hasta los 22,8 millones de usuarios.

Del mismo modo, incluso ante la adversa situación de la pandemia, gracias a su política prudente de capital el Santander ha mejorado en 69 puntos básicos su ratio de capital CET1 en el año, hasta el 12,34%. Con esta cifra sobre la mesa, el consejo de administración propondrá un dividendo de 2,75 céntimos de euro por acción con cargo a 2020, todo en efectivo, empleando así la cantidad máxima permitida por el organismo monetario.

No obstante, inicialmente Santander había planteado la posibilidad de pagar 0,10 euros por acción con cargo a reservas, tal y como anunció la entidad en su junta de accionistas de octubre. Dicho lo cual, se mantiene intacta su intención de recuperar un pay-out de entre el 40% y el 50% del beneficio "en el medio plazo".