Wall Street luchó por un tramo más en su escalada hacia máximos históricos. Si bien la situación epidemiológica en torno a la Covid-19 no ha evolucionado muy favorablemente en las últimas horas, el buen tono conseguido por algunas corporaciones en sus cuentas anuales impulsó durante gran parte de la jornada las compras en el parqué neoyorquino, que apuntó a nuevos récords.

Noticias relacionadas

Pero no fue suficiente. El optimismo generado por los números anuales de varias cotizadas de peso no logró mantener los números negros durante toda la jornada. El Dow Jones perdió un 0,1% hasta los 30.937 puntos. Un 0,2% se dejó el S&P 500, hacia los 3.849 puntos. Solo resistió el tecnológico: un 0,1% ganó el Nasdaq, por encima de los 13.490 puntos.

Los inversores que optaban por las compras contaban con el revulsivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) que ha revisado al alza sus previsiones macreoeconómicas para este 2021. No obstante, también ha remarcado que cualquier pronóstico en este contexto está sujeta a una "alta incertidumbre".

El índice de precios a la vivienda de S&P Case-Shiller que veía la luz este martes recogía una subida del 1,4% en noviembre. Un dato superior en cuatro décimas a las previsiones de consenso de los economistas.

Tres del Dow Jones

Por lo que se refiere al terreno corporativo, tres cotizadas de las 30 que componen el Dow Jones publicaban cuentas anuales. La gigante del consumo Johnson & Johnson subió más de un 2% tras haber batido las previsiones del mercado. Las ventas de su división de sanidad han sido claves en el ejercicio 2020 para colmar las expectativas en torno a su negocio.

Por encima del 3,2% al alza se movieron las acciones de 3M. La industrial celebraba así un beneficio neto atribuido de 5.384 millones de dólares al cierre de 2020, lo que supone un incremento del 17,8% con respecto al ejercicio precedente.

Peor suerte corrían los títulos de Verizon Communications, que cayeron un 2% después de haber batido las previsiones del mercado en cuanto a beneficios, pero haberse quedado corta en cuanto a ingresos. De este modo, sus previsiones para este 2021 no terminan de entusiasmar en el mercado.