Los analistas de Norbolsa lo tienen claro: la llegada de las vacunas contra la Covid-19 supone “un cambio de tercio” para la inversión. Sin embargo, consideran que la recuperación en Europa será “más lenta” que en otras regiones y, por eso, los valores defensivos mantienen un peso clave en su cartera modelo. Cellnex, Inditex y Faes Farma son sus favoritas en la bolsa española.

Noticias relacionadas

La firma bilbaína, nacida en 1989 bajo el amparo de las antiguas cajas de ahorros vascas, advierte de que “todavía nos tenemos que enfrentar a todo el invierno con los posibles repuntes de los contagios”. Y eso sin olvidar que aún está pendiente conocer cuál será la duración de la inmunidad de los antígenos y qué parte de la población estará dispuesta a inyectarse la vacuna, según previene la casa en su estrategia trazada para el año que viene.

A pesar de estas precauciones, en Norbolsa aguardan “una fuerte recuperación de los beneficios por acción” en la Eurozona de cara al año que viene. Eso sí, todavía no “en sectores como banca, energía y compañías ligadas al ocio”, para las que consideran que la vuelta a niveles de negocio previos al estallido de la pandemia estará aún lejos de lo que podrá verse este año.

Apuesta sectorial

Frente a estas categorías, la firma se decanta por posiciones que se beneficien de la megatendencia de infraestructuras. Una definición en la que engloban tanto a las de transporte como a las eléctricas, digitales y de comunicaciones. Además, incluyen en su cesta a valores de crecimiento con “mucha visibilidad y menor riesgo”, así como a algunos de consumo cíclico para beneficiarse de la progresiva recuperación económica y de la demanda.

En este último capítulo, los de Norbolsa se enfocan especialmente en automoción. Y es que auguran una “mayor tranquilidad” gracias a la relajación de las tensiones comerciales vigentes en los últimos tiempos. Algo que atribuyen fundamentalmente al acuerdo para un ‘brexit’ ordenado y, sobre todo, la llegada del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca en EEUU.

Dentro de este grupo, la firma de origen vasco selecciona a la francesa Faurecia, que además es uno de los grandes jugadores de la movilidad con hidrógeno renovable, una de las grandes promesas de innovación para 2021. El consenso de analistas da un potencial del 10% para una compañía a la que en Norbolsa estiman una ratio de precio sobre beneficios (PER) de apenas 11,7 veces para el año que viene.

Infraestructuras

Acorde con la estrategia diseñada por la firma, el sector amplio de infraestructuras es el que más representantes consigue colocar en su cartera modelo para adentrarse en el 2021 de la recuperación económica. La constructora francesa Vinci, la energética alemana E.On y la fabricante italiana de cables Prysmian forman parte del mismo grupo que la española Cellnex.

Los analistas de la casa ven justificado el PER a 430,8 veces que estiman para el año que viene en la mayor propietaria de antenas de telefonía de Europa. Y es que auguran que el crecimiento de negocio que anticipan sus últimas adquisiciones será superior al incremento de su cotización a medio plazo, de manera que su valoración pasará a suponer 19,8 veces su Ebitda en lugar de las 25,5 veces que ahora representa.

A caballo entre este grupo de infraestructuras en el sentido más amplio de la palabra y las apuestas por valores de crecimiento con un menor riesgo por valoración y negocio, aparece la fabricante holandesa de microchips y circuitos digitales ASML Holdings. Lejos de las abultadísimas métricas de cotización que marcan algunos gigantes tecnológicos, su gráfica apenas alcanza actualmente un PER de 49,6 veces, según subrayan en Norbolsa.

Consumo retrasado

Dentro del apartado de consumo cíclico, que los expertos de la firma prevén que se beneficiará de “la fortaleza de la economía china, factores psicológicos y las elevadas tasas de ahorro actuales”, aparecen el gigante del hogar y la alimentación Unilever y la textil gallega Inditex. Más allá de una valoración de apenas 13 veces su Ebitda, la creación de Amancio Ortega destaca por una rentabilidad por dividendo de casi el 4% en medio de un entorno de tipos bajos y rendimientos de muy difícil previsibilidad.

El tercer valor español por el que se decantan en Norbolsa es Faes Farma, que viene a dar una parte más defensiva a la cartera modelo que escogen para el cambio de año. Con una rentabilidad por dividendo que supera el 2% y una cotización que ha permanecido inmune a la carrera por la búsqueda de antídotos al coronavirus, la farmacéutica se gana el puesto entre sus elegidas.

La cesta de favoritas para entrar en el próximo año se completa con otros cuatro valores de corte más cíclico. La avanzadilla para una mayor rotación que tendrían que confirmar los datos macroeconómicos y corporativos según fuese progresando el año. Se trata del banco suizo UBS, la gestora de seguros británica Prudential, la petrolera francesa Total y la empresa química alemana Linde.