El fondo de pensiones de Canadá apuesta por Siemens Gamesa en esta recta final del año. Pero a la baja. La institución pública canadiense ha notificado la toma de un 0,53% de la renovable española en posiciones cortas, una inversión que supera los 102 millones de euros en función de la actual cotización de la compañía.

Noticias relacionadas

Se trata de la primera vez que Canada Pension Plan Investment Board, la institución encargada de invertir el capital destinado a la pensión pública de los canadienses, toma posiciones cortas en Siemens Gamesa, según figura en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Además, el organismo es el único inversor que hoy por hoy apuesta a la baja en el valor.

La irrupción bajista del fondo canadiense rompe además con tres meses de tregua para Siemens Gamesa. Desde que el pasado 2 de septiembre el hedge fund Marshall Wace se apeó de la lista de inversores bajistas relevantes -aquellos que superan un 0,5% del capital-, la renovable había permanecido libre de estas indeseadas apuestas.

Entrada de BlackRock

Antes de la llegada en julio de este año de Marshall Wace, uno de los fondos especulativos más prolijos en posiciones cortas sobre las cotizadas españolas, Siemens Gamesa había conseguido sumar ocho meses libre de bajistas de relevancia. Y es que en noviembre del año pasado redujeron sus cortos sobre la compañía por debajo del 0,5%  casi a la vez tanto este mismo fondo como Capital Fund Management.

En lo que va de año, Siemens Gamesa es uno de los valores que ha conseguido sumar fuertes revalorizaciones a contracorriente de un Ibex 35 que, pese a sus últimas remontadas, aún acumula pérdidas del 15%. La renovable ha engordado su capitalización un 83% al calor de su plan estratégico, rumores de entrada de posibles socios inversores y, sobre todo, por el impulso al sector que establecen los planes de reconstrucción económica poscoronavirus.

Este es el contexto en el que BlackRock ha desembarcado con un 3,18% de Siemens Gamesa. Una inversión que, además, se concentra en acciones de la cotizada y no en instrumentos financieros con derecho a voto.