La presión del fondo especulativo Samlyn Capital no cesa en Banco Sabadell. El hedge fund, conocido especialmente por haber sido uno de los que ganó con la quiebra del Popular, marca nuevos máximos en su apuesta bajista contra la entidad vallesana. Desde que estrenó apuesta a finales de octubre, la ha engordado en un 61%.

Noticias relacionadas

Con el nuevo incremento de posiciones comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ya van cuatro subidas de cortos consecutivas. Ahora, los de Samlyn Capital controla ya un 1,53% del banco, su mayor apuesta en contra del Sabadell desde que irrumpieron en su capital.

Esta posición, que llega en plena negociación de su previsible integración en BBVA, suma 36 millones de euros en función de la cotización actual del banco vallesano. Una inversión que indica que las pérdidas del 60% que acumula la entidad saben a poco en los cuarteles generales de Samlyn Capital.

Trayectoria

Su primer golpe bajista llegó el pasado lunes 12 de octubre, cuando el fondo especulativo declaró un 0,52% del capital de la compañía. Entonces tuvo que revelar su posición al mercado por sobrepasar el umbral del 0,5% que marca la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como frontera para considerar a un inversor bajista relevante.

Desde entonces, los gestores del fondo no han abandonado esta condición, pero sí que han ido alterando su posición en la entidad. En poco más de un mes, hasta 14cambios han notificado al supervisor, contando con el que se conocía este mismo jueves.

Recorrido a la baja

Esta creciente apuesta inversora se alimenta de la continuidad bajista de un banco que ya se coloca como uno de los peores valores del Ibex 35 y de todo el mercado español en este año del coronavirus. Ni siquiera su posible integración en BBVA ha provocado un cambio de rumbo decidido en su cotización.

A pesar de estas circunstancias, los de Samlyn Capital son los únicos con posiciones cortas de relevancia en la entidad. Los otros dos cortos que hace un mes apostaban en contra de la entidad ya han rebajado su peso por debajo del 0,5%, de manera que ya no forman parte del elenco de bajistas de relevancia que recoge la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).