La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha impuesto una multa de 2 millones de euros al Banco Sabadell por "deficiencias" a la hora de evaluar la conveniencia de determinados clientes en la comercialización de sus productos financieros con base en la información recibida.

Noticias relacionadas

El supervisor considera que Banco Sabadell cometió así una infracción muy grave, tipificada en el artículo 284.1 del texto refundido de la Ley del Mercado de Valores.

La sanción, publicada este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE), ha sido declarada firme en vía administrativa, sin perjuicio de que pueda ser recurrida ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.

Plan de vigilancia

Más allá de las denuncias que el supervisor haya podido recibir de clientes de la entidad, la CNMV puso hace cuatro años en marcha un plan de visitas secretas a sucursales de la banca que ha mantenido y reforzado en diversas ocasiones desde entonces.

La técnica del mystery shopping fue introducida en el plan de acción del organismo por primera vez en 2016. El objetivo era para detectar posibles “deficiencias en el proceso de comercialización de productos financieros”, ha explicado su presidente, Sebastián Albella.

En este sentido, el todavía presidente del organismo, Sebastián Albella, explicó el año pasado que la institución llevaría a cabo rondas aleatorias entre las distintas entidades. Así, explicó también que trabajaría “con expertos externos que puedan colaborar mediante estas técnicas para la obtención de información sobre la actividad de empresas no autorizadas”. Los conocidos como chiringuitos financieros en la jerga empleada en el sector.