Almirall vuelve a convertirse en blanco de bajistas. Después de más de un año libre de posiciones cortas de relevancia en su capital, WorldQuant ha irrumpido con un 0,51% de las acciones de la farmacéutica apostado en contra de su evolución bursátil.

Noticias relacionadas

La inversión del fondo estadounidense alcanza un valor de mercado de más de 8,8 millones de euros, en función de la actual cotización de Almirall. Es la apuesta que sus gestores han formulado en contra de una compañía que cae un 32% en lo que va de año y un 19,5% desde que se produjo su entrada en el Ibex 35 el pasado mes de junio.

Son los únicos bajistas que actualmente superan el umbral del 0,5% que, según la regulación vigente, marcan la entrada en la categoría de inversores cortos de relevancia y obliga a revelar la posición a todos los partícipes del mercado. No obstante, sigue vigente la norma que obliga a comunicar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) cualquier posición corta que rebase el 0,1% del capital de una cotizada española.

El último bajista de peso que tomó parte en el capital de Almirall fue BlackRock, que según los registros de la CNMV retiró su posición en agosto del año pasado. Antes de pegar la espantada, había irrumpido apenas dos meses antes con solo un 0,51% del capital social. El mismo porcentaje que aglutinan desde el 29 de septiembre los gestores de WorldQuant.

La farmacéutica ha anunciado este viernes el resultado de su último scrip dividend, en el que un 93,84% de su capital ha elegido el cobro en acciones de nueva emisión. Esto supondrá para la compañía una emisión de 3,56 millones de títulos, que comenzarán a negociarse en bolsa el próximo 12 de octubre.

Cortos en Sacyr

Sin embargo, la incursión del fondo especializado en inversión mediante estrategias cuantitativas no ha sido su único movimiento reciente en la bolsa española. Los registros del supervisor sacan también a la luz un incremento de posiciones cortas en Sacyr, donde actualmente controla un 0,62% de sus acciones a través de cortos.

El aumento de inversión bajista, notificado el pasado 1 de octubre, ha llevado a la posición de WorldQuant a máximos en la concesionaria de más de cinco años. Desde enero de 2015 el fondo no alcanzaba un peso tan elevado en la compañía que preside Manuel Manrique. Además, a diferencia de lo que ocurre en Almirall, no está solo.

Un 2,53% de Sacyr está actualmente en manos de inversores cortos. Un 0,65% adicional del capital está en manos de Atom Investors, mientras que Citadel Europe, uno de los bajistas más habituales del parqué español, aglutina por sí solo un 1,26% de la compañía. En total, suman una inversión equivalente a 23,3 millones de euros.