Las sociedades rectoras de las distintas bolsas españolas han comunicado la exclusión oficial de negociación de Bolsas y Mercados Españoles (BME). A partir de este miércoles 30 de septiembre ya no estarán admitidas a negociación una vez que Six se ha hecho con el control total de la compañía al liquidar las últimas ventas forzosas en el marco de la opa anunciada hace casi un año.

Así, quedan excluidas de negociación bursátil los 83,61 millones de acciones ordinarias de BME, de 3 euros de valor nominal cada una de ellas, que representan un capital social admitido de 250,84 millones de euros, con efectos del 30 de septiembre de 2020, inclusive.

No obstante, BME lleva suspendida de cotización desde el pasado lunes 14 de septiembre, medida que precedía a su exclusión definitiva de bolsa tras 14 años desde su debut.

Después de 14 años

El suizo Six Group obtuvo el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para la suspensión de cotización de las acciones de BME, con el fin de poder ejecutar y liquidar de forma correcta la venta forzosa de la participación que aún no controlaba, que ascendía al 4,38%, después de que finalizara el plazo para que los accionistas se acogieran a su derecho de compra forzosa y no se alcanzara el 100%.

BME, el holding que agrupa a las bolsas de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia, se estrenó el 14 de julio de 2006 como empresa cotizada en el propio parqué que controla. Su precio de salida fue de 31 euros, lo que suponía una valoración de 2.592 millones de euros. Ahora, ha sido vendida por 32,98 euros por título, una vez descontados los dividendos, lo que supone una valoración de unos 2.800 millones de euros.