La opa de KKR, Cinven y Providence por MásMóvil ha sido un éxito, pero no rotundo. Los tres fondos no cejan en su empeño de excluir de bolsa a la ‘teleco’, pero aún escapan de su control acciones equivalentes al 13,59% del capital social. Si está entre aquellos que hasta ahora se han resistido a vender, se acerca el momento definitivo para elegir entre tres opciones.

Noticias relacionadas

Con el objetivo de acabar con los días de MásMóvil como cotizada han anunciado una junta de accionistas extraordinaria para el próximo 26 de octubre. En el orden del día, el punto principal es el de la exclusión, cuya aprobación está asegurada ya que actualmente los fondos opantes son dueños de un 86,41% de la ‘teleco’ dirigida por Meinrad Spenger.

A pesar de que la liquidez de MásMóvil se ha reducido considerablemente y de que la compañía ya no forma parte del Ibex 35 desde el pasado 14 de septiembre, sus acciones siguen marcando precio en el mercado. En la última semana, según datos extraidos de Infobolsa, han cambiado de manos 7,85 millones títulos en el mercado de contado, lo que supone un 44% del capital que escapa del control de los tres fondos compradores, que se compone únicamente de 17,9 millones de títulos.

Aprovechar los rumores

En este sentido, una de las opciones que están sobre la mesa para los todavía accionistas de MásMóvil es vender en el mercado al precio vigente en cada momento o bien fijando una orden condicionada a un precio concreto. Aquí, es de esperar que conforme los tres fondos opantes vayan ampliando su peso inversor en los próximos días, los volúmenes de negociación sigan decreciendo.

A cambio, la creciente especulación sobre una segunda vuelta a la operación corporativa que ha tenido lugar en MásMóvil podría permitir la venta a un precio incluso superior a los 22,5 euros ofrecidos por los fondos. Y es que, incluso a pesar de que no se produjo ninguna de las jaleadas contraofertas, en el mercado se sigue manejando la posibilidad de que Vodafone quiera hacerse ahora con la ‘teleco’ española.

Esta posibilidad estará abierta hasta que se consume la exclusión bursátil del valor. Un destino asegurado por el poder aglutinado por Lorca Telecom BidCo, la sociedad creada por los tres fondos para vehicular su opa conjunta, pero que aún podría retrasarse algunos meses.

No obstante, los analistas apuntan que la agilidad con la que los fondos están gestionando su asalto a la compañía indica que los plazos serán más bien muy próximos al mínimo marcado legalmente en cada caso. Además, los precedentes de BME y el más parecido caso de Abertis invitan a pensar que la exclusión podría llegar incluso antes de que acabase noviembre.

La junta extraordinaria de octubre

La fecha clave en este caso es la del 26 de octubre, día en el que se ha convocado la junta extraordinaria de accionistas que sentenciará el futuro del grupo en bolsa. Los que lleguen con acciones de MásMóvil en cartera hasta ese día tendrán tres opciones: votar a favor, en contra o abstenerse de la propuesta de exclusión.

Los que se abstengan o se decanten por votar a favor conservarán en su cartera acciones de MásMóvil, pero la ‘teleco’ será ya una compañía no cotizada, por lo que quedará sin liquidez ni precios de compraventa de referencia además de ver muy reducidas sus obligaciones de transparencia financiera y societaria. Sin embargo, este extremo parece poco probable, ya que lo más seguro es que los fondos asumirán el control total justo antes de culminar la exclusión.

El umbral del 90%

La compra forzosa sería precisamente la opción a la que podrían recurrir los accionistas que lleguen a la junta del mes que viene y voten en contra de una exclusión que tiene su aprobación asegurada. Así se contempla en la regulación vigente para los casos en los que los accionistas se muestran en contra de este tipo de operaciones.

En cualquier caso, es probable que incluso antes de la junta se den las condiciones para que los fondos KKR, Cinven y Providence activen las ventas forzosas. Y es que, ya está vigente desde el pasado 23 de septiembre una orden de compra sostenida para todos aquellos inversores que, al margen de los vaivenes del mercado, decidan vender sus acciones a los opantes a un precio asegurado de 22,5 euros por título, el mismo que el ofrecido en su oferta conjunta.

Campana del estreno bursátil de MásMóvil en su salto del MAB al Continuo.

Con la premisa del 86,41% que ya controlan de la todavía cotizada, es fácil que se alcance el umbral del 90% en el mes que durará esta oferta sostenida y se activasen las ventas forzosas. De esta forma se facilitaría que la exclusión se precipitase de cara a una junta de accionistas que, entonces sí que sí, quedaría reducida a un mero trámite.

Dado el caso, incluso antes de que se activasen las ventas forzosas, los accionistas podrían acogerse a esta orden sostenida sin necesidad de tener que exigir la compra forzosa de su participación, que suele acarrear unos mayores costes de corretaje.

Sin retorno al Ibex 35

Lo que ya no parece una opción en ningún caso es que MásMóvil siga como cotizada ni que vaya a recuperar su puesto en el Ibex 35. En cuanto a lo primero, y a diferencia de lo ocurrido en la opa de Six Group por BME, en este caso los fondos compradores sí tenían la clara intención de hacerse con el 100% del capital y excluir de bolsa a la compañía.

En cuanto a lo segundo, su escaso capital flotante fuera del alcance de Lorca Telecom BidCo y la segura e inminente exclusión, deja pocas dudas de cuál será la decisión del Comité Asesor Técnico (CAT) de los índices españoles. En la reunión extraordinaria a la que han sido convocados el próximo 7 de octubre, sus miembros buscarán una nueva cotizada con la que cubrir la vacante de MásMóvil y hacer que el Ibex 35 vuelva a tener tantos componentes como su nombre indica.