Criteria Caixa vuelve a reforzar su apuesta por Telefónica. En pleno arranque del curso y coincidiendo con el anuncio del despligue de la red 5G de la ‘teleco’, el brazo inversor del grupo La Caixa ha adquirido acciones por casi un millón de euros. Un movimiento que, además, ha acompañado con la venta de opciones.

Noticias relacionadas

Esta estrategia combinada de compra de acciones y venta de opciones de venta es una de las más seguidas por los inversores institucionales cuando se ponen alcistas con una compañía. Una circunstancia que da pistas de la intención de este movimiento por parte de Criteria Caixa, que además no es la primera vez que recurre a él.

Así lo han confirmado fuentes próximas al holding inversor consultadas por Invertia. “Es una estrategia de inversión clásica de la casa que muestra la intención de seguir posicionados”, comentan. Además, en cuanto a las motivaciones de volver a recurrir a esta estrategia explican que “el presidente [Isidre Fainé] tiene mucho interés en esta participación”.

Una estrategia alcista

En este sentido, cabe recordar en este punto que Fainé es presidente de la Fundación La Caixa y también del propio holding inversor Criteria Caixa. Por su participación en el capital social de Telefónica, él mismo ocupa también el puesto de vicepresidente del consejo de administración de la ‘teleco’ que preside José María Álvarez-Pallete.

La documentación remitida por Criteria Caixa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) recoge la compra de un total de 300.000 acciones de Telefónica a un precio medio de 3,29 euros por acción. En total, y mediante adquisiciones celebradas entre los días 1 y 4 de septiembre, una inversión de 988.000 euros. El pasado jueves 3 se produjo la operación más abultada, tanto en volúmenes (100.000 acciones) como en precios (3,34 euros).

En paralelo, el holding inversor se ha deshecho de un total de 850.000 opciones de venta o put sobre acciones de Telefónica. Con este movimiento se ha hecho con 46.000 euros, según consta en la documentación remitida al supervisor, que señala transmisiones de este tipo los días 1 de septiembre, 30 de julio y 25 de junio.

Estas opciones put otorgan el derecho pero no la obligación de comprar las acciones de la compañía en cuestión, en este caso de Telefónica. Con su venta, Criteria se compromete a la adquisición de acciones si estas cotizan por debajo de un umbral que no ha trascendido. Sin embargo, se difiere que se trata de un precio superior al actual, pues la prima de estos derivados se mueve entre 0,04 y 0,07 euros.

Reactivadas en el confinamiento

Después de un tiempo sin movimientos, Criteria retomó la compra de acciones de Telefónica a finales de marzo, en los primeros compases del confinamiento del estado de alarma en España. Hasta poco antes, el grupo financiero había contado con una cobertura bajista frente a la evolución de la ‘teleco’, que acumula un retroceso del 46% en lo que va de este año 2020 del coronavirus.

Actualmente, CaixaBank -ahora inmersa en su posible fusión con Bankia- suma una participación del 4,879% en el capital de Telefónica, por debajo del 5% que hasta el pasado julio había conservado por cinco años. Eso la convierte en la tercer principal accionista. Por delante, solo BBVA (6,96%) y BlackRock (4,98%). No obstante, estos últimos movimientos no han sido reflejados aún en el elenco de inversores de relevancia de la compañía. El paquete alcanza una valoración de más de 850 millones de euros a precios de mercado.

Por lo que se refiere a la cartera de inversiones de Criteria, hace solo unas semanas trascendió que su peso en Cellnex caía del 5% debido a que el holding optó por no suscribir en su totalidad la parte de la ampliación de capital de la compañía que le hubiera correspondido para evitar la dilución de su posición. A pesar de esta decisión, la compañía de antenas de telefonía logró saldar la operación con una abultadísima demanda inversora.