Tesla vuelve a pisar el acelerador. La compañía de vehículos eléctricos ha anunciado una ampliación de capital de 5.000 millones de dólares -unos 4.170 millones de euros al cambio- justo después de haber adelantado a Visa en capitalización bursátil. Con una valoración que ya supera los 450.000 millones, la automovilística ya es la séptima compañía más valiosa de Wall Street.

Noticias relacionadas

El adelantamiento se produjo al cierre de la sesión de este lunes, fecha histórica para Tesla por partida doble. Y es que la semana arrancaba para la cotizada con el estreno de su desdoblamiento de acciones, por el que cada título negociado hasta el viernes pasado daba lugar a cinco nuevos.

El objetivo era reducir el precio unitario de sus acciones y atraer a nuevos potenciales inversores. Algo que, a la luz de su evolución reciente parece haberse conseguido.

Estreno al alza

En este sentido, la cotizada cerró la sesión de ayer lunes con subidas del 12,6%. Una remontada más que suficiente para adelantar a Visa en el escalafón de las empresas más valiosas de Wall Street. El apetito percibido por sus acciones podría estar detrás de las 'prisas' de Elon Musk y su equipo por lanzar la ampliación de capital.

Aunque su anuncio se ha traducido en descensos para la cotización de Tesla, debido al efecto dilutivo que implica para las recién estrenadas nuevas acciones, los analistas consideran que se tratará únicamente de un alto en el camino si consigue una demanda suficiente como para alimentar varias veces el importe ofertado, tal y como presagian.

Con este objetivo, la automovilística ha anunciado el fichaje de un batallón de bancos colocadores entre los que figuran Goldman Sachs, Bank of America, Barclays, Citigroup, Deutsche Bank, Morgan Stanley, Credit Suisse, Wells Fargo y BNP Paribas. A cambio de sus servicios, se llevarán una comisión equivalente al 0,5% del importe de la operación, según consta en la documentación remitida al supervisor estadounidense.

La ampliación de capital en ciernes no será una operación al uso, por eso Tesla no ha aportado un calendario al respecto. En su lugar, cada sesión se fijará el número máximo de nuevas acciones a emitir y el precio de colocación. En cualquier caso, y en función de sus últimos precios, se podrían emitir hasta 10 millones de nuevos títulos.

Musk se endeuda

En un proceso paralelo, según publica prensa local estadounidense, Elon Musk ha suscrito varios préstamos pignorados por acciones de Tesla con Bank of America, Goldman Sachs y Morgan Stanley. En total, estas entidades habrían puesto a disposición del empresario un total de 504 millones de dólares. En el caso de que la compañía sufriera un drástico recorte de cotización, podrían ejecutar acciones en prenda, por lo que se espera que la dirección cuide muy mucho el ritmo de emisión de los nuevos títulos.

De momento, a pesar del retroceso de este martes, Tesla se apunta una revalorización del 200% en los últimos tres meses, mientras que desde que empezó el año prácticamente ha multiplicado por seis su capitalización.