Wall Street arranca el tercer trimestre del año con la misma dicotomía con la que terminó el segundo: confiar en una ágil recuperación económica o temer un nuevo confinamiento. Los índices PMI dejan números más amables de lo previsto, pero los contagios por coronavirus no dejan de crecer. Sin embargo, la llegada de una nueva candidata a vacuna de la mano de Pfizer anima las compras.

Noticias relacionadas

Junto con las de expansión del Covid-19, las cifras de creación de empleo de la encuesta ADP son las encargadas de imponer la cautela en la Bolsa de Nueva York, que brinca de euforia con cada avance médico frente al Covid-19. Y es que, mientras que el consenso de los economistas estaba previendo la incorporación de 2,95 millones de estadounidenses al mercado laboral en junio, el sondeo solo recoge 2,37 millones de puestos de trabajo.

Con este escenario, los índices neoyorquinos entran en el tercer trimestre del año después de haber saldado el anterior como uno de los mejores en las últimas tres décadas. Con mención aparte para el desempeño reciente del Nasdaq, que este miércoles sube un 0,95% hasta nuevos máximos en los 10.154,63 puntos. El Dow Jones termina sucumbiendo a retrocesos del 0,3% hasta los 25.735,97 puntos y el S&P 500 logra ganancias del 0,5% en los 3.115,86 puntos.

Más allá de los datos de empleo, los inversores están muy atentos a las lecturas definitivas de los índices PMI del sector manufacturero en junio. En Asia y en Europa -con la excepción de Italia- han logrado batir expectativas, pero tras su publicación no lograban insuflar suficiente ánimo alcista en sus respectivas plazas de negociación. En EEUU, alcanza los 49,8 puntos, por encima de las proyecciones y a las puertas de los 50 enteros que marcan territorio expansivo.

Con todo, el foco en el terreno macroeconómico se desplaza hacia las actas de la última reunión del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FCOM, por sus siglas en inglés). Las que ven la luz este miércoles son aquellas referidas a la reunión celebrada hace una semana en la que se apuntó a congelar los tipos de interés oficiales en mínimos históricos hasta 2022. En sintonía con este mensaje, el documento recoge que la institución tendrá que "mantener condiciones financieras muy acomodaticias durante muchos para acelerar de forma significativa la recuperación desde la actual recesión".

La vacuna de Pfizer y BioNTech

En el terreno corporativo, el foco se sitúa sobre Pfizer, que sube un 3,2% una vez que ha anunciado una alta tasa de efectividad en la vacuna contra el Covid-19 que está desarrollando junto a su socio alemán BioNTech, cuyas acciones cotizadas como ADR en Wall Street han terminado cayendo un 3,9%. En un comunicado han informado de que los 24 participantes en el estudio Fase 1/2 del compuesto han desarrollado anticuerpos tras ser inyectados con "pequeñas" dosis del mismo, sin embargo la ventaja que parecen llevar otras farmacéuticas ha descafeinado el anuncio.

Atención también para la firma de alimentación General Mills, que cotiza con caídas del 2% un beneficio neto atribuido de 2.181,2 millones de dólares al cierre de su ejercicio fiscal, finalizado en mayo. La cifra supone un 21% más que el año pasado gracias a un incremento de ventas del 5%, hasta los 17.626,6 millones de dólares.

Logística y carne vegana

Las previsiones se quedan cortas en FedEx, que se dispara un 11,7% gracias a que el auge del comercio electrónico ha conseguido compensar el impacto que se esperaba en costes y márgenes por el cambio de protocolos debido al coronavirus. La compañía ha dado cuenta de un beneficio ajustado por acción de 2,53 dólares, sensiblemente por encima de los 1,58 dólares previsto por los analistas.

Más allá de la publicación de cuentas, Beyond Meat se convierte en protagonista después de haber alcanzado un acuerdo con Alibaba (+0,1%) para distribuir sus productos de carne vegetariana en los centros Freshippo, los establecimientos de corte futurista ubicados en China del gigante del comercio electrónico. La firma alimentaria suma un 5,7% en el parqué neoyorquino.

La tecnológica Apple ha cerrado con descensos del 0,2% que han impedido un mejor desempeño para el índice Nasdaq después de anunciar que volverá a cerrar otras 30 tiendas físicas temporalmente en áreas de EEUU donde la epidemia sigue disparada. En total, ha decidido desandar la desescalada en 77 de sus establecimientos a pie de calle.