Las constantes idas y venidas de los mercados en junio ya tienen cifras operativas. A lo largo del sexto mes del año, se produjeron un total de 5,97 millones de transacciones en la bolsa española, lo que supone un 110% más que hace un año. Un drástico ascenso que varios gestores consultados por Invertia atribuyen al auge del ‘centimeo’ motivado por la volatilidad.

Noticias relacionadas

El conocido como ‘centimeo’ que se esconde detrás de este fuerte repunte no es otra cosa que la práctica de comprar y vender acciones a muy corto plazo, a veces solo con unos minutos de diferencia, para arañar algo de rentabilidad en la operación. Todo ello con diferencias de precio de uno pocos céntimos entre la adquisición (más barata) y la venta (más cara).

En este sentido, el bamboleo entre terreno alcista y bajista que muchas cotizadas españolas han vivido en varias sesiones de este junio, incluso varias veces por sesión, “se ha convertido en el caldo de cultivo perfecto para los seguidores esta estrategia”, señala un operador de trading. Y los datos corroboran que la subida de transacciones no ha llevado aparejado una subida equivalente de acciones negociadas.

Dos datos clave

Los datos publicados por BME este miércoles muestran un volumen de negociación de 20.727,1 millones de acciones en junio de este año. Primera pista, pues la cifra supone un incremento de ‘solo’ un 53,1% frente a junio del año pasado, cuando la bolsa española movió 13.535,5 millones de acciones.

La confirmación de que las protagonistas del auge en el número de transacciones han sido compraventas de volúmenes reducidos llega con el tique medio por operación. Así, mientras que en junio del año pasado cada transacción abarcó una media de 4.762 acciones, en el mismo mes de este 2020 la cifra se ha visto reducida hasta 3.469 acciones. Un descenso del 27,2% según el histórico de volúmenes recopilado por BME.

Este comportamiento sigue la tendencia observada en meses precedentes, donde la volatilidad ha sido incluso más extrema. Tanto es así que la propia Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) advirtió en su último informe trimestral del incremento de estas prácticas cortoplacistas, especialmente de las vinculadas a negociación automática y algorítimica de alta frecuencia que, mediante sistemas más complejos, persigue estas mismas estrategias del ‘centimeo’.

Por lo que se refiere al volumen efectivo negociado, la sociedad rectora de la bolsa española da cuenta de un incremento de solo el 18,3% frente al año anterior. Hasta los 49.721 millones de euros. Aquí, la menor tasa de crecimiento se explica por el descalabro en precio que acumulan el grueso de las cotizadas españolas en los últimos meses. Sirva recordar que el Ibex 35 cerró este martes el peor semestre de su historia.

El cuádruple en ETF

El incremento de la volatilidad el mes pasado se deja notar también en los volúmenes de los fondos cotizados (ETF), un instrumento muy demandado por los inversores en momentos de incertidumbre como el actual. El volumen de efectivo negociado ha crecido un 184,9% hasta los 261,5 millones de euros. El aumento de transacciones ha alcanzado un 311,7% en tasa interanual, hasta las 16.600 operaciones.