La inversión temática ofrece al inversor exposición a temas o tendencias que están dando forma a un gran cambio global a largo plazo. Los fondos temáticos cubren un amplio rango de estrategias que ayudan a conjugar los objetivos de inversión con los intereses del inversor. Los temas son muy diversos y tienen en común la persistencia en el largo plazo.

Noticias relacionadas

Algunos de ellos son la disrupción (nuevas tecnologías, la nube, modelos de negocio innovadores, industrias emergentes), la automatización, las fintech (tecnologías aplicadas a las operaciones de los usuarios de servicios financieros), comunicaciones (aumento de la conectividad, despliegue de redes 5G), la longevidad, la generación millennial, cuidado personal o las mascotas. La lista podría ser muy larga.

La inversión temática ha alcanzado una gran popularidad. Un fondo de inversión temática no es un fondo que invierte por factores, por lo que la selección de compañías a incluir en su cartera debe hacerse con base en la cadena de valor de un tema. Para gestionar correctamente la cartera a lo largo del ciclo, el gestor debe asegurarse de que está expuesto a diferentes subsectores en actividades relacionadas con el sector. En este tipo de fondo, son clave las valoraciones y la habilidad para ser más defensivo o agresivo, dependiendo de las condiciones de mercado.

Los fondos más rentables

Veamos el comportamiento reciente de algunos fondos temáticos, seleccionados por tener la más alta calificación de cinco estrellas de VDOS y requerir una aportación mínima igual o inferior a 6.000 euros.

Uno de los más rentables en el año de este grupo es Goldman Sahs Global Millennials Equity Portfolio Base, con una revalorización del 8,6% en su clase de capitalización en dólares. En el último periodo anual obtiene una rentabilidad del 21,7%, con un controlado dato de volatilidad del 18,8% que lo sitúa entre los mejores de su categoría. Busca obtener una apreciación del patrimonio a largo plazo invirtiendo mayoritariamente en compañías de todo el mundo que se beneficien del comportamiento de la generación millennial.

Las mayores posiciones en su cartera incluyen nombres como Amazon (5,02%), Tencent (4,39%), Alphabet C (4,33%), EDP Renovaveis (3,70%) y NextEra Energy (3,66%). Por sector, servicios de comunicación (34,35%), consumo cíclico (15,82%), tecnología (13,50%), utilities (7,37%) e industriales (5,69%) representan las mayores ponderaciones. La inversión mínima requerida para suscribir la clase Base de capitalización en dólares es de 5.000 dólares (aproximadamente 4.442 euros). Aplica a sus partícipes una comisión fija de 1,5%.

Invirtiendo en tendencias y temas de actividades ligadas a la nanotecnología, ecología, bienestar, generación zeta, e-society, industria 4.0 y seguridad, que se seleccionan siguiendo criterios medioambientales, sociales y de gobernanza (ASG), el fondo de la gestora belga Degroof Petercam Asset Management, la clase B de DPAM Invest B Equities Newgems Sustainable gana un 5,54% por rentabilidad en el año. Su gestión toma como referencia la evolución del índice MSCI World Net Return, al que pretende batir a tres años, obteniendo a un año una rentabilidad del 18%, con un dato de volatilidad del 21%. Su cartera incluye 80 compañías innovadoras y disruptivas, en el mejor punto de la cadena de valor, con fuerte crecimiento en los beneficios por acción, bajo endeudamiento y elevados márgenes y generadores de flujo caja.

Evolución comparativa de fondos de inversión temáticos. VDOS

Entre sus mayores posiciones encontramos acciones de Microsoft (3,46%), Amazon (3,37%), Alphabet A (2,45%), Apple (2,33%) y Sony (1,95%). Por sector, los mayores pesos corresponden a tecnología (34,02%), salud (24,84%), industriales (7,33%) y servicios financieros (5,86%). Sus partícipes soportan una comisión fija del 1,5% y de depósito del 0,04%.

Un 0,4% es la rentabilidad obtenida por Credit Suisse (Lux) Robotics Equity desde el inicio del año en su clase EB en dólares. En el último periodo anual, su revalorización es del 8,4%, con un coste por volatilidad del 27,6%. Su objetivo es obtener el mayor retorno posible en dólares, tomando en consideración el principio de diversificación de riesgos, la seguridad del capital invertido y la liquidez de los activos en que se invierte.

No solo grandes tecnológicas

Sectorialmente, las mayores ponderaciones corresponden a tecnología (49,76%), industriales (25,11%), salud (20,14%), consumo cíclico (2,22%) y energía (1,69%). Las acciones de Manhattan Associates (3,48%), Splunk (2,92%), Varonis Systems (2,91%), PTC (2,70%) y Hexagon B (2,70%) están entre las mayores posiciones de la cartera del fondo. Su comisión fija es del 0,9%.

Los fondos temáticos podrían tener un papel más importante en la asignación de activos en el futuro. Los millennials pueden influir en el crecimiento significativo de este tipo de fondos, ya que se muestran inclinados a incluir la inversión temática y las estrategias de cambio climático y ASG (ambientales, sociales y de gobernanza) en sus carteras. Los gestores se adaptarán a este cambio aplicando más estrategias temáticas en el marco global de sus estrategias.

***Paula Mercado es directora de análisis de VDOS