Si bien la flexibilidad no es en sí misma una panacea para lograr el éxito, puede ser una gran aliada cuando se trata de rentabilizar una inversión en tiempos inciertos como los actuales. Pero es además necesario que la gestión esté en manos de un profesional avezado que, estando bien informado, conozca la dinámica de los mercados y sepa aprovechar las oportunidades que cada etapa de mercado brinda, utilizando las herramientas que tiene a su disposición.

Noticias relacionadas

Un ejemplo de este tipo de gestión es la de Arte Financiero, un fondo de Novo Banco Gestión que consigue mantenerse en positivo en el año, con una rentabilidad del 2,3%.

Invierte globalmente su patrimonio de manera diversificada, con una exposición en renta variable y en renta fija que puede variar entre el 0% y 100% de la cartera, según lo aconseje en cada momento la coyuntura de los mercados. Selecciona para su cartera principalmente emisores y activos de mercados de la OCDE, pudiendo invertir hasta un 25% en mercados emergentes.

Sin límites en la cartera

Se gestiona activamente, de forma flexible y sin seguir ningún índice de referencia, con un enfoque geográfico global. Su exposición a riesgo divisa puede llegar a ser del 100% de la exposición total, sin que exista predeterminación en la distribución de activos por tipo de emisor, duración media de la cartera de renta fija, calificación crediticia, divisa, sector económico o país.

Gestionado por el equipo gestor de Novo Banco Gestión, sus enfoques de inversión son multidisciplinares, tanto top-down como bottom-up, pasando por incorporar ideas de inversión innovadoras que aporten rentabilidad al accionista, y una descorrelación de los índices que reduzca la volatilidad. Incorporan empresas líderes en sectores varios, como inteligencia artificial, energías y combustibles limpios, farmacéuticas con soluciones para el Covid-19, comercio, restaurantes a domicilio y educación online. En general, ideas de inversión que están demostrando ser ganadoras en el difícil entorno de la actual pandemia.

El peso de las tecnológicas

Las mayores posiciones en la cartera del fondo corresponden a liquidez (70%), Amazon (6%), Alibaba (5%), Norils Nickel (5%), Microsoft (5%) y Xiaomi (3%). Por sector, las mayores ponderaciones son en comercio electrónico (11%), software (5%), minería básica (5%), farmacéuticas (4%) y seguros (3%).

La historia de rentabilidades de Arte Financiero lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2017 y 2020, batiendo al índice de su categoría en 2018. En cuanto a volatilidad, a tres años registra un reducido dato del 5,9% y del 6% a un año, que lo sitúa entre los mejores de su categoría por este concepto, en el quintil cinco, en ambos periodos. En el último periodo anual registra una ratio sharpe del 0,97% y un tracking error respecto al índice de su categoría del 6,8%.

La prioridad de preservar capital

Cuenta con un patrimonio bajo gestión de 4 millones de euros, siendo necesaria una aportación mínima inicial de 10 euros para suscribir este fondo, que grava a sus participes con una comisión fija del 1,35% y del 0,05% de depósito, además de con una comisión variable del 9% sobre resultados positivos anuales del fondo.

El estilo de inversión prioriza la preservación del capital, la diversificación, y la reducción de la volatilidad. Por ello, ante las enormes incógnitas de la actual pandemia, el equipo gestor mantiene un alto nivel de liquidez, que les permite tener unas expectativas optimistas para el actual ejercicio. Su rentabilidad en el año contrasta con las fuertes pérdidas de las bolsas de todo el mundo y esperan añadir las oportunidades que vayan surgiendo de acciones de compañías líderes, con fuertes descuentos, que creen que aún pueden ser mayores en próximas fechas, por las habituales ineficiencias de los mercados.

Bajo estas premisas, el fondo no destaca en mercados alcistas, pero sí en entornos complicados como el actual, eludiendo las pérdidas.

***Paula Mercado es directora de análisis de VDOS