Las farmacéuticas se han convertido en un preciado componente para muchas carteras de inversión en estos tiempos del coronavirus. A veces, por el oportunismo de intentar acertar a la compañía ganadora de la carrera para la cura de la infección. Otras, para beneficiarse de su perfil defensivo. La bolsa española cuenta con nueve cotizadas del sector, ¿cuáles son las favoritas del mercado?

Noticias relacionadas

La española que más aplausos se lleva en el mercado es una que, precisamente, también está implicada en la búsqueda un tratamiento adecuado frente al Covid-19: Oryzon Genomics. La biofarmacéutica que dirigen el matrimonio que componen Carlos Buesa y Tamara Maes no solo ha logrado sortear los vaivenes del mercado en estos meses con alzas de casi el 23% desde que empezó el año, sino que el consenso de analistas que siguen su evolución otorgan a sus acciones un potencial alcista de nada menos que el 202,5%.

El precio objetivo de consenso de 10,33 euros por acción que señala Refinitiv implica más que triplicar su actual cotización. Y, además, consigue un 100% de consejos de compra entre los analistas que más de cerca vigilan la evolución de su cotización y negocio. En este último punto, cabe mencionar que una baza importante está en su vafidemstat, que ha sido el primer fármaco español en recibir autorización para llevar a cabo un estudio fase 2 con pacientes infectados por coronavirus.

Fuera de la carrera anticoronavirus

La segunda con mayor potencial alcista a juicio de los expertos y que cuenta también con un 100% de recomendaciones de compra es Almirall. Los laboratorios catalanes cuentan con un amplio, pero más modesto, margen de revalorización del 45% desde su actual precio de mercado. El precio objetivo para sus acciones está en los 17,3 euros por acción, según recoge el consenso de analistas de Refinitiv.

Todos y cada uno de los diez analistas que vigilan su devenir aconsejan la compra de unas acciones que, pese a este convencimiento, sufren un retroceso del 18% en lo que va de año. Aunque la compañía no está enfocada hacia el negocio epidemiológico, el aprovisionamiento de medicamentos que conllevó la crisis sanitaria disparó su beneficio neto del primer trimestre un 62,5%.

El tercer puesto es para Reig Jofre, que cuenta con un potencial alcista del 35,7% hasta los 3,8 euros por acción que los analistas marcan como precio objetivo para la compañía. La heredera de Natraceutical en lo que a bolsa se refiere ha dado el salto también a la lucha contra el Covid-19 con su complemento alimenticio Manremyc, que podría ayudar a prevenir el contagio y reducir la incidencia de la infección, especialmente en personal sanitario y población con mayor exposición al virus.

No tan elevado es el potencial de Faes Farma, ni tan unánime el convencimiento de que sea momento de comprar acciones de la compañía. Desde su actual cotización hasta los 4,7 euros por acción que el consenso de analistas marca como precio objetivo, su cancha alcista es del 20,5%. Sin embargo, de los ocho expertos que siguen su evolución solo cuatro aconsejan adquirir sus títulos, los otros cuatro se reparten a partes iguales entre mantener posiciones y venderlas.

Potencial en el Ibex

El siguiente valor en el ranking es el único representante del sector dentro del Ibex 35: Grifols. La compañía catalana especializada en hemoderivados y con una amplia presencia en EEUU es compra para un 61% de los 23 analistas que emiten opinión sobre sus títulos. Un 30% aconseja mantener la compañía en cartera, mientras que solo un 9% se decanta por deshacer posiciones en un valor que pierde un 12% de su capitalización en lo que va de este 2020, pero que apunta a revalorizarse un 17%.

Aunque el porcentaje de recomendaciones de compra es mayor en Rovi, que alcanza un 63% de consejos en esta línea, el potencial alcista de consenso se reduce en este valor hasta el 8% desde su cotización actual. Además, los consejos de venta son más significativos, pues alcanzan un 18% del total: dos de once. En este caso, su única relación con el coronavirus se halla en la posible aplicación de algunas de sus heparinas para el tratamiento de ciertos estadios de la infección.

La alumna aventajada se agota

Por último, aparece PharmaMar. La antigua Zeltia es la farmacéutica española que, sin duda, más se ha volcado en la lucha contra el coronavirus. A sus responsables no les faltan motivos cuando aseguran abiertamente que su Aplidin tiene un efecto contra el virus “1.000 veces superior” al remdesivir de la estadounidense Gilead Sciences.

Sin embargo, estas mismas circunstancias que han aupado su cotización son las que ahora hacen que una entrada en el valor no sea tan atractiva si no se quiere apostar con convencimiento en que su implicación contra la pandemia, y por tanto su negocio en estas lides, va a ir a más. Y es que, frente a su actual cotización, que suma un 68% en bolsa desde que empezó el año, implica un potencial bajista del 2,4% hasta su precio objetivo de consenso de 5,87 euros por acción.

Eso sí, los cinco analistas que siguen su evolución siguen recomendando compra, según los datos recopilados por Refinitiv.