El optimismo se mantiene en Wall Street gracias a la esperanza de que el desconfinamiento siga avanzando en EEUU y otras economías y animando la recuperación del consumo. La determinación del presidente Donald Trump por aplacar las protestas desatadas tras la supuesta violencia policial que habría acabado con la vida del afroamericano George Floyd también surten su efecto.

Noticias relacionadas

Trump ha anunciado la eventual intervención del Ejército y "mano dura" para acabar con las protestas más violentas que en los últimos días están salpicando el país. No solo por el problema de orden público que suponen, sino también porque están frenando la entrada del país en la 'nueva normalidad' impuesta por la crisis del coronavirus. Algo que se traduce también en un eventual retraso en la ansiada recuperación económica.

Con este escenario, el Dow Jones subió un 1,05% hasta los 25.742 puntos. El S&P 500 subió un 0,82% y logró afianzarse por encima de los 3.080 puntos. Mientras tanto, el Nasdaq creció un 0,58% hasta los 9.608 enteros.

Por el terreno macroeconómico destaca un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso publicado el lunes a última hora. En él se señala que el producto interior bruto (PIB) de EEUU podría ser un 3% inferior a lo esperado para el período 2020-2030. En dólares ajustados en términos de inflación, esta merma supondría unos 7,9 billones de dólares.

Los temores a la marcha atrás en la desescalada, encuentran argumentos como la caída de las ventas minoristas en la última semana. El índice Redbook señala una contracción del 7,2% en los comercios del país, lo que supone un empeoramiento de las condiciones que se habían conseguido generar en los últimos días.

Amazon rompe récords en deuda

En el foco de la sesión vuelve a colocarse Amazon. El gigante del comercio electrónico ha lanzado una emisión de deuda por 10.000 millones de dólares repartida en bonos a distintos vencimientos para aprovechar los bajos tipos de interés reinantes. En algunos de estos tramos, la compañía ha conseguido los costes de financiación más bajos jamás registrados en los mercados de deuda corporativa de EEUU, según fuentes referidas por 'Financial Times. En los papeles a tres años, apenas habría tenido que asumir un 0,4% de rentabilidad, solo dos décimas más que los bonos soberanos del país.

El sector farmacéutico también se coloca en el centro de miras de muchos inversores. En este caso, se debe a un informe del analista Chris Schott, de JP Morgan, que señala que Eli Lilly, Abbvie y Merck, cuyas acciones recomienda comprar. 

Pfizer se queda fuera de este grupo señalado por el banco de inversión estadounidense. Incluso después del castigo sufrido el lunes por unos resultados poco esperanzadores en el estudio de un medicamento frente al cáncer, el experto considera que no supone una oportunidad de inversión.