Wall Street logra dejar a un lado las pérdidas de la apertura en medio de la tensión por los efectos de la guerra comercial entre Estados Unidos y China y por los disturbios raciales en el país. 

Noticias relacionadas

Agencias chinas han pedido a las empresas paralizar la compra de productos norteamericanos como carne de cerdo y soja, según informa Bloomberg. La medida llega como reacción a las medidas anunciadas por Trump el pasado viernes, que podría contemplar el fin al carácter 'especial' que tiene Hong Kong en este momento. 

La incertidumbre provocaba una apertura en rojo, pero los índices han logrado arañar leves subidas al cierre de la sesión, que se han producido después de la publicación del dato del ISM manufacturero, que subió a 43,1 en mayo desde los mínimos de más de una década marcados en abril en 41,5. 

El dato, que aún indica contracción económica al situarse por debajo de 50, se ha quedado por debajo de lo esperado por el consenso, pero al menos ha servido servido para dar un respiro a los inversores, que empiezan a reflejar un repunte económico en los próximos meses de la mano, también, del proceso de desescalada.

Bajo este escenario, el Dow Jones, que iniciaba la jornada con caídas del 0,4%, logra despedir la sesión con tímidos avances del 0,36% hasta los 25.475 puntos; el S&P 500, por su parte, rebota un 0,38% a 3.055 enteros, mientras que el Nasdaq 100 sube con más fuerza, un 0,7%, en los 9.552 enteros. No hay que olvidar que el índice tecnológico está a un paso de sus máximos históricos, marcados en 9.838 puntos, algo que evidencia que, pese a las turbulencias, el mercado americano se mantiene fuerte respecto a las caídas de doble dígito que registran en el año los principales indicadores europeos.

Qué se está cotizando

Existe incertidumbre en torno a lo que pueda ocurrir entre Estados Unidos y China en las próximas semanas. Temen un recrudecimiento de la guerra comercial tras los últimos movimientos que hemos visto en los últimos días por ambas partes. 

Se trata de escaramuzas entre ambos gobiernos que, según los expertos comerciales, ponen en riesgo las conversaciones que mantienen de cara a la siguiente fase del acuerdo comercial que están negociando ambos países. 

Por si fuera poco, a esta tensión que sumarle también los efectos de las protestas raciales que, poco a poco, se van extendiendo a lo largo y ancho de todo el país. Una situación que preocupa -y mucho- por los efectos que puede tener para la economía norteamericana. 

Goldman Sachs cree que el rally de los últimos días va a continuar y hablan ya de los 3.200 puntos para el S&P 500. Ahora bien, tampoco descarta que las cosas puedan empeorar en los próximos días y, por tanto, veamos descensos de hasta el 10% -lo que supone reducir a la mitad las cifras respecto a la última previsión-. 

Cotizaciones

Amazon sube un punto al cierre hasta los 2.471 dólares después de que Morgan Stanley sube el precio objetivo hasta los 2.600 dólares por acción gracias a la buena evolución de la compañía por el cambio de tendencia en el consumo que se vive en el país. 

Gilead ha comunicado hoy que sus pruebas de un medicamento contra el Covid-19 en fase 3 no evoluciona como esperaban. Eso ha hecho que sus títulos coticen a la baja un 3,43% hasta los 75,16 dólares. 

Pfizer cotiza también malos datos en ensayos Fase 3 de su tratamiento contra el cáncer de mama. Sus acciones caen un 7% al cierre hasta los 35,46 dólares la acción.