Wall Street vuelve a contener la respiración ante un potencial incremento de las hostilidades entre Estados Unidos y China. Donald Trump ha convocado una rueda de prensa para este proximo viernes en la que se teme que el presidente de los Estados Unidos anuncie alguna acción contra el gigante chino por sus cambios en la relación con Hong Kong.

Noticias relacionadas

Esta circunstancia sumada a que durante la última semana, otros 2,13 millones de estadounidenses han solicitado acogerse a los subsidios federales al desempleo, ha tumbado los selectivos. En total, más de 40 millones de ciudadanos han perdido su empleo desde que el coronavirus llegó al país, lo que supone la cifra más alta desde la Gran Recesión. No es de extrañar que con estas cifras se haya revisado a la baja la estimación del PIB para el primer trimestre del año, hasta señalar una caída del 5%.

Con este telón de fondo, el Dow Jones bajó un 0,58% hasta los 25.400 puntos. El S&P 500, se ha dejado un 0,21% quedando en 3.029 puntos. Mientras, el tecnológico Nasdaq, más dubitativo en los últimos días, ha perdido un 0,27% para mantenerse por encima de los 9.416.

La caída del PIB, que profundiza en dos décimas la primera estimación publicada en EEUU, muestra la mayor contracción del país desde el año 2008, en pleno estallido de la crisis financiera que se desencadenó con la quiebra de Lehman Brothers. En este sentido, los economistas han destacado especialmente la caída del consumo doméstico, dando una nueva muestra del retraso en decisiones de gasto o la imposibilidad de algunos hogares para afrontarlas según lo previsto.

A pesar de esto, las peticiones de bienes duraderos han mostrado una caída más amable de la que ya se descontaba para el mes de abril: un 17,2% frente al 19% pronosticado. Sin embargo, las ventas de viviendas mermaron un 21,8% en el mismo mes, mucho más allá del 15,8% que vaticinaban los expertos.

Tensión con Pekín

La tensión con China nace después de que Pekín haya ratificado la nueva normativa de seguridad nacional que recorta ciertos privilegios para Hong Kong. En este sentido, EEUU ha dejado de considerar que la excolonia goza de un gobierno "altamente autónomo", de manera que las relaciones entre ambas potencias podrían encarar otra etapa de desencuentros y represalias que podrían reactivar la guerra comercial.

En la temporada de resultados toca cotizar las cuentas de HP. El fabricante de impresoras cae un 11% después de haber anunciado un beneficio neto de 764 millones de dólares en su segundo trimestre fiscal, lo que supone un 2,3% menos que hace un año. El coronavirus se traduce en una caída de ventas del 11,2% entre febrero y abril en la multinacional dirigida por el español Enrique Lores.

Freno en Tesla y Twitter

La automovilística Tesla se coloca en el foco después de que un informe de la consultora IHS Markit la haya señalado como líder en el mercado de vehículos eléctricos. En el primer cuatrimestre del año, la estadounidense acaparó una cuota de mercado del 24%, muy por delante de las siguientes del ranking: las alemanas BMW y Volkswagen, con un 7% cada una. Sin embargo, sus acciones caen un 1%.

Menos amables son las novedades que llegan desde la Casa Blanca para compañías de redes sociales como Twitter (-2,3%) y Facebook (-1%). The Wall Street Journal publica este jueves que la administración Trump está preparando una orden ejecutiva para limitar la amplia protección legal federal de la que gozan estas plataformas, lo que sería una respuesta a la decisión de la red del pájaro de marcar un mensaje del presidentes como potencialmente engañoso.

Por lo que se refiere a la desescalada, Under Armour cede un 1% tras conocerse que la minorista textil está ultimando la reapertura de sus tiendas en EEUU para este fin de semana. La compañía ha anunciado un amplio plan de prevención sanitaria e higiene para reabrir con todas las garantías.