Mucha lateralidad y mucho aburrimiento puede pensar si le echa un vistazo al gráfico de la evolución de las acciones de Siemens Gamesa en los últimos meses. De hecho, ni siquiera la noticia de un nuevo generador más potente y efectivo es capaz de conseguir la ruptura del rango de precios en el que se están moviendo los precios desde hace dos meses

Noticias relacionadas

Lo que tocaba, al estar la cotización de nuevo en los 14 euros, era volver a girarse a la baja como en otras tantas ocasiones anteriores. De hecho, justo antes de los 14 euros tenemos el nivel del 50 por ciento de la corrección desde principios de febrero a mediados de marzo y que son los 13,828 euros.

Considero ese nivel muy importante y clave para el futuro de la cotización. De hecho, con tan solo una excepción en la que la cotización se fue hasta los 14,38 euros, nunca los precios han podido hacer dos cierres consecutivos por encima de los 13,828 euros y en la sesión de hoy que tendríamos que confirmar las subidas de ayer pues ya tenemos claro que tampoco se va a conseguir. 

Evolución de las acciones de Siemens Gamesa Eduardo Bolinches

Lo que está ocurriendo hoy no había ocurrido antes en este rango de lateralidad y la última vez que lo vimos fue tras marcar máximos en 16,975 euros: una corrección del 7 por ciento en estos momentos que le lleva a ser el valor del selectivo español que más se deja en la caída respecto al cierre de ayer y lo devuelve de una tacada a la parte inferior del rango de lateralización.

Una corrección con un volumen que más que multiplica el visto en la sesión de ayer, aunque con poquísimas excepciones a lo largo de esta lateralidad el volumen está siendo muy bajo, tanto que por ejemplo ayer se negociaron tan solo 485.522 acciones cuando la media anual está en los 1.564.550 acciones.

Fruto de esta lateralidad quedan patentes las rentabilidades obtenidas desde principio del actual mes de un 3,50 por ciento y que coincida exactamente con otro 3,5 por ciento de revalorización en un mes.

El desplome que está sufriendo hoy hace que se haya llevado por delante los soportes de corto plazo que me propone el logaritmo y se haya metido directamente en el soporte de medio plazo de los 12,975 euros que ya ha sido testeado por lo que ahora perfecto para seguir el valor y valorar una entrada en posición larga si vemos que de cara al cierre se va alejando de los niveles de dicho soporte. Llegado el caso de compra, tan solo tendríamos que colocar un stop de protección por debajo de los mínimos de hoy y ya sabemos de sobra dónde tentar la salida por la parte superior.