En tiempos excepcionales, todo se hace de forma distinta y, si hay una situación excepcional, es precisamente esta que estamos viviendo con la pandemia del Covid-19. Con el mercado bursátil registrando bajadas netas generalizadas, una alternativa podría ser apostar ‘a la inversa’ para protegerse de estos descensos.

Noticias relacionadas

Esta es la filosofía en que se basa el fondo Bankinter Eurostoxx Inverso, que registra una rentabilidad del 30% en lo que va de año. El índice al que replica de manera inversa, el Eurostoxx 50 Price (no recoge la rentabilidad por dividendo), retrocede un 22,9% en el mismo periodo.

Para conseguir su objetivo de rentabilidad, el producto puede tener en torno al cien por cien de su exposición total en renta variable, invirtiendo en futuros vendidos y en fondos cotizados sobre el índice, con el fin de obtener una correlación negativa de forma que, ante bajadas de la bolsa, se obtengan rentabilidades positivas, a costa de que, frente a subidas del índice, las rentabilidades sean negativas.

Rentabilidad Bankinter Eurostoxx Inverso (línea clara) frente a RV Euro (línea oscura).

La parte que no esté invertida en renta variable se asigna a activos de renta fija de emisores tanto públicos como privados de la UE, con una duración media de la cartera inferior al año. El rating de estos activos es de calidad crediticia media (rating mínimo BBB-).

El gestor del fondo es Vicente López Quetglas. Se incorporó a Bankinter Gestión de Activos en 2012, desempeñando los siguientes cometidos: Gestión de la gama de productos Pasivos, Gestión Bankinter Megatendencias, Selección de fondos alternativos y Especialista del sector Farmacéutico e Inmobiliario.

López Quetglas fue con anterioridad Director de Ventas Institucionales de Productos Estructurados y Director de Trading de productos derivados en Deutsche Bank, donde sumó 16 años de experiencia. Fue también Operador de Futuros y Acciones de MEFF (Mercado Español de Futuros Financieros).

Es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad Autónoma de Madrid. En cuanto a formación en productos derivados, Vicente fue Segunda Beca de MEFF Renta Variable, Especialista en productos Derivados.

¿Cómo replica de forma inversa?

Para referenciarse al Eurostoxx 50 Price, en sentido inverso, se usa el modelo de réplica sintética, mayoritariamente a través de futuros vendidos y ETFs (fondos cotizados). Este modelo implica una elevada correlación con la evolución inversa del índice. En cuanto al riesgo de contrapartida en los derivados empleados, se podrá mitigar total o parcialmente, mediante una cámara de compensación o la recepción de garantías y/o colaterales.

El Eurostoxx 50 es el índice de referencia más representativo del comportamiento de la renta variable en la zona euro. Está formado por 50 compañías blue-chip pertenecientes a 12 países: Austria, Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Holanda, Portugal y España.

La composición del índice se reajusta cuatro veces al año, aunque puede haber ajustes extraordinarios como consecuencia de eventos corporativos.

La rentabilidad del fondo y la del inverso del índice podrían no ser similares, debido a que el fondo soporta gastos de comisiones de gestión y depósito, y otros gastos adicionales, y también porque los precios de los futuros incorporan el efecto del reparto de dividendos; otra causa de evolución dispar entre el fondo y el inverso del índice son los intereses obtenidos a partir de los activos de renta fija.

Mayores posiciones

Entre las mayores posiciones en su cartera encontramos dos emisiones del Reino de España que suman un 68,59% y el fondo cotizado Lyxor EuroStoxx50 Daily -1x Inverse ETF (6,84%).

Con un patrimonio bajo gestión de 40 millones de euros, el Bankinter Eurostoxx inverso se posiciona entre los mejores de su categoría por rentabilidad, en el primer quintil, durante 2018 y 2020, los dos periodos en los que el mercado ha sido y es bajista.

En este fondo conviene observar sus rentabilidades acumuladas que, a uno, dos y tres años lo sitúan también en el primer quintil respecto al resto de fondos de su categoría VDOS de Renta Variable Euro. En cuanto a volatilidad, a 3 años es del 19,71% y del 21,82% a un año, con un ratio Sharpe en este último periodo de 0,38% y un tracking error, respecto al índice de su categoría, del 42,45%.

La inversión en este fondo requiere una aportación mínima inicial de 1 euro, aplicando una comisión fija de 1 por ciento y de gestión de 0,10 por ciento. El ajuste de las inversiones se realiza de manera diaria y ofrece liquidez diaria.

La positiva evolución del fondo, especialmente en los últimos tres años, tanto por rentabilidad como por volatilidad, respecto al resto de fondos de su categoría VDOS de Renta Variable Euro, le hace merecedor de la calificación cuatro estrellas de VDOS.

* Paula Mercado es directora de análisis de VDOS.