Wall Street no pudo empalmar dos sesiones consecutivas al alza. Las expectativas de que pronto lleguen nuevas medidas económicas para amortiguar el golpe provocado por la pandemia del coronavirus no fueron suficientes. Se impusieron  los datos de contagio en EEUU que no dejan de crecer incluso mientras siguen vigentes las medidas de confinamiento decretadas.

Noticias relacionadas

Con este telón de fondo, el Dow Jones cerró con caídas mínimas del 0,12% hasta los 22.653,86 puntos. El S&P 500 perdió un 0,26% hasta los 2.656,63 puntos. Por su parte, el Nasdaq no logró echar el lazo a los 8.000 enteros al caer un 0,33% hasta los 7.887,26 puntos

Mientras que Trump apuntó a los ensayos clínicos que se están desarrollando con 10 compuestos farmacéuticos diferentes con el objetivo de busca una medicina o bloqueador para el Covid-19, la prensa local ya especula con las condiciones de la Fase 4 del plan económico de rescate preparado desde la Casa Blanca.

En este sentido, The Washington Post publica este martes que ya se está ultimando un nuevo paquete de un billón de dólares destinado a hogares, autónomos y pequeñas empresas.

En lo corporativo, la petrolera Exxon Mobil ha anunciado un recorte en su gasto de capital (capex) en un 30%, hasta situarlo en 23.000 millones de dólares para amortiguar la situación de volatilidad generada por los bajos precios del crudo y el continuo avance de la epidemia. Subió un 1,98%.

Arabia Saudí, de crucero

Mucho más fuerte fue el avance de Carnival, hasta un 11% al alza, después de conocerse que el fondo soberano de Arabia Saudí ha alcanzado un 8,2% de su capital social aprovechando los últimos retrocesos sufridos en la cotización de la mayor naviera de cruceros del mundo.

Un 2,3% sumaron las acciones de AT&T después de conocerse que la gigante de las telecomunicaciones ha firmado una línea de liquidez a largo plazo por 5.500 millones de dólares para garantizar la solvencia del grupo mientras dure la situación de pandemia y poder así afrontar el reparto de dividendos.