Las aerolíneas europeas vuelven a coger altura en bolsa. El motor de esta subida está en el rescate que el Gobierno británico y el Banco de Inglaterra han previsto para EasyJet a través de uno de los mecanismos desplegados en Reino Unido para facilitar liquidez a sus empresas.

Noticias relacionadas

El salvavidas de 600 millones de libras -cerca de 700 millones de euros- que Reino Unido ha lanzado a EasyJet se llegaba a traducir en alzas del 26% para sus acciones a media sesión en la Bolsa de Londres, si bien al cierre se quedaban en el 15,5%. La aerolínea ‘low cost’ roza los 700 peniques por acción, un precio que no alcanzaba desde mediados de marzo, cuando se produjeron las caídas más virulentas del sector.

Los efectos de esta inyección de capital a través de la Línea de Financiación Corporativa del Coronavirus (CCFF, por sus siglas en inglés) se contagian al conjunto del sector. La también ‘low cost’ Ryanair, una de las rivales directas de la rescatada, también cotiza en la Bolsa de Londres con fuertes subidas, aunque en este caso se limitan al 6,7%.

El tirón llega al Continente

La subida alcanza también a las acciones de Norwegian, otra del sector de bajo coste. Ante las estrecheces de liquidez que podría estar sufriendo, la vía abierta con EasyJest alivia la presión sobre su cotización, que este martes se dispara más de un 10%. La compañía nórdica cotizada en la Bolsa de Fráncfort ha explicado esta misma semana que a lo largo de marzo transportó a un 61% menos de viajeros, lo que da cuenta del impacto de la crisis en su negocio.

Los avances rozan el 7,4% en la también nórdica Finnair, mientras que alcanzan un 3,9% al alza en el caso de la franco-holandesa Air France - KLM. Más tímido, pero también potente es el rebote del 1,1% de la alemana Lufthansa, que al filo de los 9 euros por acción consigue algo de distancia con el abismo de sus mínimos de 17 años.

IAG toma la delantera

Hasta la turca Turkish Airlines llega el tirón de EasyJet, pues sus acciones se apuntan alzas del 3,9% en el parqué estambulita.

De entro todo el sector, IAG es una de las más beneficiadas por la medida de ayuda de Londres. Y no es de extrañar, ya que la compañía hispano-británica podría acogerse a este sistema en caso de requerir una inyección extraordinaria de liquidez. Sus acciones suben hasta un 7,8% y a media sesión se colocaban, sin discusión, al frente del Ibex 35 con subidas superiores al 13%.

El mecanismo de rescate consiste en que las empresas británicas pueden emitir títulos de deuda a corto plazo, que son directamente adquiridos en el mercado primario por el Tesoro y el Banco de Inglaterra en condiciones similares a las que se daban antes de la irrupción de la pandemia. Esto es, en condiciones ventajosas frente a los costes de financiación que ahora tendrían que asumir estas mismas empresas por colocar deuda en los mercados.

Desde EasyJet, su consejero delegado Johan Lundgren, ha explicado que el objetivo de esta maniobra es “salvaguardar la liquidez a corto plazo, ante la posibilidad de un largo periodo de parada de la flota”. Asimismo, ha señalado que cualquier compañía británica con grado de inversión para su deuda corporativa puede acceder a este mecanismo público de ayuda.