Malos augurios para la industria de fondos de bolsa española. El sector logró en 2019 recuperar la confianza de sus partícipes gracias al buen comportamiento de los mercados financieros globales. Sin embargo, el miedo al coronavirus y su impacto en la economía global amenazan con frenar en seco esa mejora.

Noticias relacionadas

Los fondos de bolsa española estrenaron 2020 con pérdidas del 3,7% en enero, superiores a los números rojos del 1,9% que registró el Ibex 35 en el mismo periodo. El sector había aprovechado el rebote del selectivo para mejorar sus cifras en febrero. Sin embargo, el desplome sufrido el lunes por el mercado han vuelto a poner en jaque las perspectivas de recuperación.

“De momento estamos tranquilos, la clave está en la evolución de los datos macroeconómicos según avance la epidemia”. Estas palabras de un gestor de fondos nacional resumen el sentimiento de la industria, que vuelve a pedir paciencia a sus partícipes a la espera de buenas noticias sobre el fin de la epidemia.

El producto que gestiona es uno de los más expuestos a los valores que están en el epicentro de las ventas de los inversores estos días y, si la crisis se extiende, las principales apuestas inversoras que hicieron a finales de 2019 pueden convertirse este año en su mayor pesadilla.

Hay 1.500 millones de euros en juego. Ese es el volumen de patrimonio que los fondos de bolsa española mantenían invertido a cierre de 2019 en siete de los valores más afectados por el golpe del coronavirus (IAG, Meliá, NH, Aena, ArcelorMittal, Acerinox e Inditex).

IAG, por ejemplo, se desplomó un 9,4% el lunes y perdió los 7 euros por acción por primera vez desde el 4 de febrero. Ya se deja un 5% en el año borrando de un plumazo todo lo recuperado en 2019. ¿El problema? Que el grupo está presente en la cartera de 121 fondos españoles, con un volumen de patrimonio invertido en total de 256 millones de euros, según datos recopilados por la herramienta comparativa Jucaspe.

De todos esos fondos, el más expuesto a la caída del valor es el Esfera Fundamental Approach Spain, con más de un 8% de su patrimonio invertido en la aerolínea. De hecho, IAG es el segundo valor con más peso en la estrategia del producto.

Meliá, el problema de los ‘value’

Las cadenas hoteleras también están entre las grandes damnificadas en bolsa por el impacto del coronavirus. Entre ellas, destaca las pérdidas del 7,8% que el lunes registró Meliá, ampliando su descenso en lo que va de año a más del 14%. La compañía tiene presencia en más de 120 fondos de inversión comercializados en España. En total, la inversión de este grupo de fondos está valorada en unos 123 millones de euros.

Se da la circunstancia de que entre los cinco fondos más expuestos a Meliá, tres pertenecen a estrategias ‘value’, un estilo de inversión que no atraviesa precisamente por su mejor momento. De hecho, las pérdidas de los últimos años han obligado a ‘gestores estrella’ como Francisco García Paramés a abrir la puerta a una rebaja de comisiones en sus fondos para ‘compensar’ a los partícipes.

El sombrío escenario que el coronavirus plantea para los mercados puede presionar todavía más a este tipo de fondos de inversión en valor. Productos tan populares como el Cobas Iberia del citado Paramés, el Magallanes Iberian Equity o el azValor Iberia invierten más de un 4% de su patrimonio en Meliá. Pero el más expuesto a la caída en bolsa de la compañía es el Horos Value Iberia.

La cotizada tiene un peso de casi el 8% en la cartera del equipo comandado por Javier Ruiz, que apostó fuerte por el valor en el último trimestre de 2019. “Lo interesante de esta inversión radica en la valoración de sus activos hoteleros, muy superior a su capitalización bursátil, lo que nos permite llevarnos "gratis" la gestión hotelera y lo que aporte este negocio a futuro a la compañía”, indican desde la gestora.

El impacto en la industria de fondos es menor en el caso de NH, con solo seis productos invertidos en la cadena. En términos de patrimonio, supone una cifra de unos 13 millones de euros.

El fondo más expuesto es el Santander Small Cap, con un peso de algo más del 1% en cartera. El popular fondo del Banco Santander, gestionado por Lola Solana, intenta este año recuperarse de un cuarto trimestre de 2019 pésimo que cerró con pérdidas del 14%.

ArcelorMittal e Inditex

Las acereras también han sufrido el impacto del miedo al ‘parón’ económico que puede provocar el coronavirus. ArcelorMittal se hundió el lunes un 7% ampliando su caída en el año al 11%. Del mismo modo, Acerinox perdió un 5%, un 12% en lo que va de año. La primera aparece en la cartera de 124 fondos, con una inversión conjunta en el valor de 202 millones de euros.

Del mismo modo, 139 fondos incluyen Acerinox dentro de sus apuestas en bolsa española, con una inversión valorada en 151 millones de euros. El popular fondo Metavalor de la gestora Metagestión es uno de los más expuestos al sector.

Las compañías ligadas al sector consumo también están sufriendo en bolsa la posible caída de la demanda china. Inditex ha sido una de las más afectadas, con pérdidas del 6,24% en su mayor retroceso desde febrero de 2018, cuando anticipó en una reunión con analistas menores márgenes y ventas para el año.

En un reciente informe, los analistas de Credit Suisse indican que la epidemia podría afectar a sus ventas en un 2,8% en el primer trimestre del año. Al fin y al cabo, China representa el 8% del total del grupo.

Inditex es, además, el segundo valor de la bolsa española con más presencia en los fondos de inversión. En concreto, está en la cartera de 221 productos, con una inversión conjunta de casi 600 millones de euros. De nuevo, el CaixaBank Bolsa Gestión España y el Eurovalor Bolsa son los dos productos que destinan un mayor porcentaje de su cartera, más de un 11%, al gigante textil.