El contagio ha llegado. El coronavirus ya azota con fuerza en Europa y el Ibex 35 se resiente. El índice español sufre caídas del 4,07% y perfora la cota de los 9.500 puntos hasta los 9.483,5 enteros. Su peor sesión desde el referéndum del brexit en el verano de 2016. Los valores del sector turístico y los más vinculados a materias primas son los más penalizados.

Noticias relacionadas

A pesar de que los descensos de primera hora se moderaban a media sesión bursátil, la confirmación de que ya han fallecido siete personas en Italia por el virus asiático cae como plomo sobre las bolsas del Viejo Continente. El indicador de referencia de la Bolsa de Milán, el Ftse MIB, se deja más de un 5% al cierre, al frente de las caídas de la región.

Números rojos que se han extendido al resto de los mercados europeos. El mercado alemán se ha dejado un 4% en la jornada, idéntica caída a la registrada por el Euro Stoxx 50. El Cac 40 de París, por su parte, ha cedido un 3,94%. 

Las más bajistas

El índice español y sus vecinos no son capaces de encontrar antídoto a los efectos de la epidemia ni siquiera en el buen dato de confianza alemana que veía la luz a primera hora de este lunes. El índice Ifo no logra el efecto balsámico que acostumbra a aplicar a pesar de haber alcanzado una lectura de 96,1 puntos frente a los 95,3 enteros que aguardaba el consenso de los analistas. 

Al fondo de la tabla de revalorizaciones del selectivo español se colocan el holding hispano-británico de aerolíneas IAG (-9,43%) y Meliá Hotels (-7,82%). El siguiente valor más penalizado es Mediaset España, que sufre un retroceso del 7,28%. ArcelorMittal se queda cerca de sufrir caídas del 7%, en el 6,76%.

El golpe también es significativo en Repsol, que pierde un 5,35% a consecuencia del retroceso en el precio del crudo. Los inversores penalizan los valores más vinculados con las materias primas descontar un escenario de freno al comercio internacional y la economía mayor que el previsto hasta ahora.

Dentro del desplome generalizado, los descensos son más suaves para Telefónica, pero un 1,85% a la baja no se han librado de perder los 6 euros por título, algo que no ocurría desde agosto del año pasado. Más llevaderos aún los descensos de Viscofan (-0,38%), Ence (-1,34%) y MásMóvil (-1,83%).

El retroceso del índice lleva al Ibex a visitar cotas que no visitaba desde el pasado 3 de febrero, última fecha en la que cotizó por debajo de los 9.500 puntos. El tono bajista que los bancos imprimían a Wall Street, al descontar una mayor diligencia en los recortes de tipos por parte de la Reserva Federal (Fed) tampoco ayudaban al selectivo español.

Por el mercado secundario de deuda, la prima de riesgo marca 69 puntos básicos. Los bonos españoles a diez años cotizan con una rentabilidad del 0,20% frente al -0,49% a la que los inversores han conducido los papeles alemanes de referencia en su búsqueda de refugio inversor.