Entre ‘verdes’ anda el juego de los cortos en Wall Street. Los inversores bajistas han pisado el acelerador en su huida de Tesla para pegar un bocado a Beyond Meat. Si el reciente rally de la fabricante de vehículos eléctricos ha ahuyentado a los especuladores, el de la firma de carne vegana se ha convertido en un efectivo reclamo para su llegada.

Noticias relacionadas

Aunque ambas compañías están entre las más señaladas por los cortos dentro del índice Nasdaq, el rumbo por el que han optado en ellas recientemente es muy distinto, según datos del propio Nasdaq. Mientras que en la compañía de preparados vegetales han incrementado un 44,5% su presión en el último mes, en la automovilística la han aflojado en un 8,3% en el mismo periodo.

Esta dispar evolución ha aproximado el peso de los bajistas en ambas compañías, ya que actualmente se quedan con un 16,4% de Beyond Meat y un 14,6% de Tesla. No solo eso, sino que además la ratio de cortos está casi empatada en 2,7 veces (2,72 frente a 2,66 veces). Esta marca, que mide la relación entre el número de acciones tomadas por los cortos y el volumen medio de negociación diaria, suele anticipar la proximidad de una corrección de precios cuando alcanza cotas más elevadas.

No obstante, Elon Musk no debería ver peligrar su reciente inclusión en la lista de las 30 mayores fortunas del mundo a corto plazo, ya que la ratio que soporta Tesla está en la media del índice Nasdaq. Además, se queda por debajo de compañías como Microsoft (3,2 veces), que apenas tiene un 0,84% de su capital tomado por los bajistas, y más lejos aún de Zynga, que sufre una ratio de 5,2 veces.

Apple es la gran compañía del Nasdaq en la que más han caído los cortos en el último mes, coincidiendo con la recta final de las negociaciones comerciales

Esta última cotizada, que es la responsable de juegos sociales como Farm Ville y Mafia Wars, es la cuarta cotizada de las compañías más negociadas del Nasdaq con más cortos en su capital, pues un 5,9% está tomado por inversores seguidores de esta estrategia. Por encima de ella, solo Beyond Meat, Tesla y Advanced Micro Devices (AMD), que con un 8% de sus acciones en posiciones cortas soporta una ratio de 1,98. Y eso que en las cuatro últimas semanas su presión ha descendido un 10,7%.

Al otro extremo de la tabla de las compañías más negociadas del Nasdaq, se coloca Alphabet, la matriz de Google. Es la que mejor parada sale del grupo: solo un 0,52% de su capital está en manos de los inversores aunque han subido un 11% su apuesta en el último mes, hasta superar la cota de los 3,5 millones de acciones de clase A, las mismas que han incrementado un 31% su valor en el último año.

La lista continúa con Amazon, Microsoft y Cisco Systems, todas con un 0,84% de su capital en manos de los especuladores bajistas. En todas ellas la apuesta de los cortos ha subido en las últimas semanas: un 16,8%, un 1,9% y un 4,6% respectivamente y siempre según datos de Nasdaq.

AMAZON Y ALIBABA SUFREN POR LAS VENTAS NAVIDEÑAS

En el caso de la gigante de las compras online, los analistas subrayan que el incremento puede atribuirse en parte a los malos datos de ventas minoristas que varias compañías del sector han publicado para la recién acabada temporada navideña. De hecho, por detrás de la fabricante de carne vegana, Amazon es la cotizada del grupo en la que más han subido los bajistas en las últimas semanas.

Los últimos retrocesos de Netflix, vinculados en ocasiones a la escasa cosecha de candidaturas y premios que sus producciones han conseguido en algunas populares galas se han traducido en una ruptura de cortos que en términos agregados alcanza el 8,3% de la posición que tenían abierta en su contra hace solo cuatro semanas. Ahora, su peso se sitúa en un 4,99% del capital social.

Esta última cota está holgadamente por encima del 1,03% que soporta Alibaba, la rival china de Amazon que ha visto descender la presión bajista en un 16,6% en las últimas semanas. Con más fuerza (-28,2%) han caído las apuestas a la baja sobre Apple en los últimos días, de manera que los cortos ya solo controlan un 1,02% de la gigante de Cupertino. Además, la fabricante del iPhone tiene una ratio de 1,6 veces, que la sitúa entre las menos predispuestas a un rápido e inminente desplome.

Los analistas destacan para estas dos últimas la bondad que ha tenido la confirmación del acuerdo comercial con China que acaba de suscribirse este miércoles. Con una mayor estabilidad en los flujos de entrada y salida de mercancías desde el país asiático hacia el norteamericano. Este tema es especialmente sensible para Apple, ya que le afecta tanto por la parte de su aprovisionamiento de componentes como por las ventas de terminales en el país asiático.