Vivendi quiere crecer en el accionariado del Grupo Prisa. El grupo francés de medios ha solicitado al Gobierno que le autorice la compra de hasta el 29,9% del capital social de la compañía. Es decir, que la compañía gala está estudiando subir su participación que actualmente es del 9,93% de los títulos. 

Noticias relacionadas

La comunicación se ha hecho a través de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en una Información Privilegiada en la que se asegura que "Vivendi ha manifestado que, en la actualidad, no está en negociaciones ni en conversaciones con ningún accionista de Prisa" para la compra de dichos títulos. 

Se trata de una decisión que no pilla por sorpresa en el sector de los medios de comunicación. Desde que el grupo francés decidiera desembarcar en Prisa a principios de 2021, se daba por descontado que intentaría sumar nuevos títulos a su cartera. Eso le permitirá, entre otras cosas, ganar peso en el día a día de la gestión y contar con nuevos miembros en el consejo en donde actualmente con un representante. 

Tal y como contó EL ESPAÑOL-Invertia, el CEO de Vivendi, Arnaud de Puyfontaine, visitó Madrid a principios de año para reunirse con inversores locales y con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El objetivo de dichos encuentros era, precisamente, seguir creciendo en el accionariado del grupo Prisa. 

Un viaje frenético, con muchas reuniones, pero que sentó las bases de la futura relación de Vivendi con España. Conocedores de estos encuentros confirmaron entonces a este diario que los planes del grupo de medios francés son muy ambiciosos, tanto por su interés en seguir creciendo en Prisa "hasta donde sea posible", como por invertir en otros sectores como el audiovisual.

En estos momentos el grupo galo forma parte del núcleo estable de inversores de Prisa junto a Telefónica (9,4%) y Amber Capital (29,8%). La intención de Vivendi podría dar lugar a la salida de otros accionistas como Santander o los mexicanos Carlos Fernández y Carlos Slim.