Marco Pompignoli ha sido designado por RCS como el nuevo presidente de Unidad Editorial, en sustitución de Antonio Fernández-Galiano, cuya salida se confirmó este viernes en un escueto comunicado de cinco líneas.

Noticias relacionadas

El nombre de Pompignoli ya ha sido trasladado a parte de la redacción, como ha podido confirmar este diario y se espera que su llegada se produzca en los próximos días. La salida de Galiano se confirmó en la sesión extraordinaria de la Junta General de Accionistas que se celebró en Madrid el viernes.

"Unidad Editorial y Antonio Fernández-Galiano Campos informan de que, como consecuencia de la terminación de su contrato como presidente Ejecutivo y Consejero Delegado, han acordado concluir la relación que les ha unido desde hace más de treinta años. Unidad Editorial agradece a Antonio Fernández-Galiano la actividad desarrollada en los últimos años".

Una despedida sumamente breve para treinta años en Unidad Editorial y un buen ejemplo de que las cosas no han terminado bien entre Galiano y Urbano Cairo, dueño de RCS y la editora española de El Mundo, Marca y Expansión. De hecho, desde hace días se habla de que Galiano podría iniciar acciones legales contra el grupo.

Por el contrario, Pompignoli es uno de los directivos más cercanos a Cairo desde hace dos décadas. Ha sido director financiero de Cairo Communication desde el año 2000 y ha estado al cargo de esta área en RCS  desde 2016, cuando el empresario italiano se hizo con los destinos de la compañía de medios.

Futuro del grupo

Otra de las características que le atribuyen es su capacidad para reducir costes y ajustar el perímetro de las empresas. Una pista más respecto del futuro del grupo editor cuya plantilla teme una nueva oleada de recortes y una reducción masiva de plantilla. 

Pompignoli es un financiero, por lo que ahora mismo se desconoce si tocará el equipo directivo. En el aire sigue el futuro del actual director de El Mundo, Francisco Rosell, aunque algunas voces apuntan a que podría mantenerse en el cargo al menos durante las próximas semanas.

Por otro lado, el que desde este fin de semana ya no sale en la mancheta de El Mundo, es Aurelio Fernández, mano derecha de Antonio Fernández-Galiano, y hasta ahora director de Publicaciones.

Para conocer la génesis de la salida de Fernández-Galiano debemos remontarnos a mediados de 2016, cuando Urbano Cairo se impuso a Andrea Bonomi en la pugna por controlar RCS Mediagroup, dueña de Unidad Editorial.

Cairo asumió la presidencia y la gestión de la editora y solo un año después nombró un equipo (Nicola Speroni y Stefania Bedogni) para que tutelaran a Fernández-Galiano en España. De hecho, Cairo nunca estuvo cómodo con la gestión del actual presidente ejecutivo al que recortó funciones de manera paulatina en los últimos tres años.

Las fuentes consultadas indican que en los últimos meses la relación entre Italia y Fernández-Galiano era inexistente y que sus poderes eran mínimos en favor del tándem italiano que ya de facto controlaba todos los resortes de Unidad Editorial.