Unidad Editorial no renovará su contrato con Comscore para medir las audiencias digitales de las diferentes publicaciones del grupo, entre las que se encuentran El Mundo, Marca, Expansión y Telva. 

Noticias relacionadas

El grupo ha confirmado que esta decisión "está basada en las dudas que el actual medidor oficial genera en el mercado con un mecanismo limitado y obsoleto a la hora de auditar la realidad digital de la Prensa española".

"Es cada vez más inexplicable que Comscore se ciña casi en exclusiva a un indicador de volumen de usuarios, sin aportar información sobre la calidad o la fidelidad de la audiencia, claves en el contexto actual de los medios de comunicación y su valor respecto al mercado publicitario", dice la compañía.

Unidad Editorial se une a El País (Prisa) y ABC (Vocento), que también abandonaron el medidor en enero y febrero, respectivamente. Las razones que argumentan los tres grandes grupos son similares y apuntan a los criterios de medición utilizados. Esta oleada de bajas coincide además con la caída de estos medios en el ránking de Comscore desde que estallara la pandemia. 

En enero, Prisa anunció que sus medios impresos, entre los que se encuentra El País, abandonaban Comscore."Este movimiento se hace en respuesta al progresivo distanciamiento entre el indicador estándar del actual medidor oficial, Comscore, y la realidad del mercado en España. Confiar casi exclusivamente en un indicador de volumen, que no aporta información sobre la calidad o fidelidad de las audiencias y que, por tanto, otorga el mismo peso a un lector que visita un site todos los días del mes que a uno que lo hace solo un día, no alcanza a reflejar el contexto actual del sector de la prensa", dijo el diario.

Nuevo medidor digital

La segunda gran baja -en este caso el diario ABC- se hizo pública el 15 de febrero por "discrepancias en el criterio de análisis y medición de audiencias digitales". El periódico de Vocento indicó que no compartía con Comscore "la forma de obtener y difundir los datos mensuales que, basados en un indicador de volumen donde prima lo cuantitativo sobre lo cualitativo". Indicó además que esta medición "no refleja el panorama actual del sector de la prensa en España que ha evolucionado hacia modelos de suscripción y donde el mercado publicitario valora la agregación de audiencias cualitativas".

Por su parte, Unidad Editorial ha indicado este lunes que en la actualidad Comscore "realiza sus mediciones mensuales a través de una muestra que oscila entre los 30.000 y los 50.000 panelistas, de los cuales apenas un tercio corresponde a dispositivos móviles, pese a que el tráfico móvil es mayoritario para todas las cabeceras. Entre otros problemas, el sistema no permite identificar con exactitud al lector que interactúa desde diferentes dispositivos, una práctica habitual en el comportamiento de los usuarios, que se conectan a internet desde un PC, una tablet o un teléfono móvil indistintamente a lo largo del día".

Unas bajas en cadena que se han producido en medio de la elección del nuevo medidor de audiencias. El 12 de marzo la Asociación Española de Anunciantes (aea), la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC) e Interactive Advertising Bureau (IAB Spain) seleccionaron a GfK para sustituir a Comscore en la auditoría de las audiencias digitales.

Un proceso que comenzó el pasado 9 de diciembre cuando se publicó el Pliego del Concurso de Medición de Audiencias Digitales. El nuevo medidor comenzará a funcionar el 1 de enero tras ser elegida por la Comisión de Seguimiento para el Concurso de la Medición Digital en España, un órgano que cuenta con un miembro de Unidad Editorial.