El pasado miércoles 15 de abril se produjo algo que muchos en el sector calificaron como una "noche histórica" en la radio deportiva española. Por primera El Partidazo de Cope y El Transistor de Onda Cero emitieron un programa conjunto: dos emisoras, una sola señal.

Noticias relacionadas

El motivo no fue otro que la solidaridad. Los equipos dirigidos por Juanma Castaño y José Ramón de la Morena unieron fuerzas para ayudar a recaudar fondos para la campaña "Nuestra mejor victoria" que promueven los dos históricos y laureados deportistas Rafa Nadal y Pau Gasol.

El programa contó con invitados de lujo encabezados por los propios Nadal y Gasol a los que se unieron Fernando Alonso, Iker Casillas y Carolina Marín. Un gran momento para que deportistas y periodistas radiofónicos unieran fuerzas en torno a una causa noble.

No obstante, el encuentro contó con unos grandes ausentes: Cadena Ser y el equipo de El Larguero de Manu Carreño. La idea original de Rafa Nadal y Pau Gasol era hacer un programa histórico a tres bandas dejando todas las rivalidades diarias a un lado. Pero fue imposible.

Desde la Ser prefirieron no participar lo que incluso puso en peligro la realización del espacio radiofónico. Los dos deportistas encargaron a sus equipos que movieran los hilos para hacer un gran encuentro a tres bandas, pero en Gran Vía 32 consideraron que no había que compartir la marca ni mezclarse con sus rivales.

Cartel del programa solidario de Onda Cero y Cope, en que no participó Cadena Ser.

Según ha sabido Invertia estamos ante una decisión exclusiva de los directivos de la Ser encabezada por su director general Daniel Gavela. De hecho, las fuentes consultadas indican que el equipo de Carrusel estaba encantado de poder participar y que incluso a Manu Carreño, su director, la posibilidad no le disgustaba.

Las fuentes consultadas indican que el rechazo de Gavela y su equipo se ha producido principalmente por la negativa del directivo de compartir micrófono con sus antiguos compañeros y subalternos con los que no terminó de la mejor manera posible su relación laboral en la última década.

En el caso de Juanma Castaño, todavía queda en el recuerdo la abrupta salida del equipo de Paco González de la cadena antes del Mundial de Sudáfrica de 2010. En esas fechas varias decenas de redactores y colaboradores de Carrusel abandonaron la emisora después del encontronazo de Gavela y Daniel Anido con González y en medio de acusaciones cruzadas de malos modos y prepotencia que se cruzaron durante varios meses las dos partes. 

En cuando a José Ramón de la Morena, en junio de 2016 se anunció su salida de Cadena Ser y de El Larguero después de más de dos décadas en la emisora de Prisa y tras ser líder de audiencias y derrotar en una dura batalla a José María García en las noches deportivas.

De la Morena consideraba que merecía una renovación de acuerdo a su leyenda, pero Prisa no quiso apostar por mantener su contrato. En esos momentos apareció Onda Cero y ante su enésima oferta logró convencer al comunicador. Como era de esperar la salida no fue de las mejores y su relación con los directivos de Prisa quedó rota. 

Descontento de la plantilla 

El caso es que este rechazo de la directiva de la Ser ha participar en el programa solidario de Rafa Nadal y Pau Gasol ha generado gran molestia en la plantilla, que critican que las mezquindades de la guerra de la radio y previsiones cortoplacistas de audiencias se hayan impuesto a la participación en un programa que podría hacer sido realmente histórico.

En la plantilla de la emisora de Prisa se considera que en estos momentos de pandemia y con todos los españoles confinados, era el momento de dar un paso al frente y demostrar que los equipos de la Ser pueden participar en una iniciativa solidaria que esté por encima de la lucha diaria por las audiencias. Califican este acto de clara "prepotencia".

En medio de esta batalla El Larguero recuperó el EGM de este mes el liderazgo perdido después de 25 años. El programa de Manu Carreño volvió al primer lugar por la mínima tras ganar 25.000 oyentes y situarse con 773.000 fieles, esto es un pequeño crecimiento del 3,3% y no muy lejos de su mínimo histórico, pero es suficiente para volver al primer lugar.

Ello gracias a la caída de El Partidazo de Cope que perdió 40.000 oyentes hasta los 750.000, un 5,1% menos. En noviembre el programa de Juanma Castaño había arrebatado por primera vez en 25 años el primer lugar a El Larguero, una posición que no han podido consolidar cuatro meses después.

El tercero en discordia fue El Transistor de José Ramón de la Morena. El programa de Onda Cero vuelve a perder oyentes y se queda en 239.000, un 17% menos. 

Todas estas cifras representaron un verdadero revulsivo para Cadena Ser y su equipo de Deportes. Después de los resultados de noviembre Manu Carreño y su forma de hacer radio estuvieron muy cuestionados, es por ello que estas cifras le dan un respiro para trabajar en lo que queda de temporada.

Los directivos de Cadena Ser no encajaron nada bien perder el liderazgo de 25 años de El Larguero. Los recientes datos les devuelven la tranquilidad, aunque sea de manera temporal. En cualquier caso, estas cifras ayudan a que se mantenga la estabilidad del programa y que, por el momento, no se hagan grandes cambios.