Prensa Ibérica acaba de enviar una nueva propuesta de Expediente de Regulación de Empleo (ERTE) al sindicato de El Periódico. El grupo Mol compró al grupo Zeta la cabecera catalana hace menos de un año y ahora -nueve meses después- le somete a un duro recorte salarial.

Noticias relacionadas

La empresa alega una fuerte caída de los ingresos de publicidad desde el comienzo del confinamiento hace casi un mes. En el caso de El Periódico es uno de las cabeceras de Prensa Ibérica con mayores costes fijos.

De esta manera, la propuesta incluye una reducción de jornada del 50% a toda la plantilla sobre las tablas salariales del 2011, las de hace una década. Este recorte estará vigente hasta el 30 de junio y reduce en un mes menos la propuesta inicial.

Cuando pase el efecto mas duro de la crisis del coronavirus, se propone un nuevo ERTE de reducción de jornada y sueldo, en este caso del 10% hasta el 31 de diciembre más un 3% de reducción adicional durante ese mismo periodo.

La parte de la propuesta incluye vacaciones completas y pagas extras de junio y diciembre completas -aunque el pago de la parte que correspondería al ERTE se aplazaría al 2021-, y un complemento para gente cuyo salario no llegue al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y reducción proporcional para gente con jornada reducida.

ERTE en marcha

El Comité de Empresa de El Periódico considera que es un acuerdo inasumible, pero antes de ir a la reunión con la empresa esta tarde preguntará la opinión de los trabajadores.

En estos momentos se negocian ERTE en El País, AS, El Mundo, Expansión, Marca, Heraldo de Aragón, ABC y los diarios regionales del grupo Vocento. En la prensa se asume que la caída de la publicidad durante el mes de abril podría llegar a ser superior al 50%.

Precisamente, el viernes los representantes de los trabajadores de algunas de estas cabeceras pidieron al Gobierno un plan de ayudas para que estos ERTE en marcha no fuesen tan duros y no afectasen demasiado los ingresos de los trabajadores.

En los propios sindicatos consideran que en estos momentos realizar un ERTE de reducción de jornada similar al de El Periódico es más perjudicial que un expediente de suspensión de empleo.

En el primero de los casos se estaría cobrando un 50% por trabajar la mitad de su jornada habitual y en el segundo no se trabaja y se cobra al menos el 70% de paro.