Miguel Ángel Uriondo Fernando Cano

La nueva Estrategia de Seguridad Nacional incluirá las “campañas de desinformación” por primera vez. El documento que define los riesgos para la seguridad de España y las maneras para enfrentarlos, que hoy aprobará el Consejo de Ministros, llega en medio de las críticas y denuncias de diversas instituciones respecto de la injerencia cibernética en las elecciones de Estados Unidos, el Brexit o el procés catalán.

Noticias relacionadas

El tema, que está íntimamente ligado con las fake news, preocupa mucho a Moncloa y no sólo por el impacto que podría tener la participación de medios y organizaciones relacionados con gobiernos extranjeros en las elecciones catalanas del 21-D, sino también por los riesgos de la intervención en la política nacional de organizaciones terroristas como Daesh.

La ministra de Defensa y secretaria general del Partido Popular María Dolores de Cospedal anunció este jueves que propondrá a la Comisión de Defensa del Congreso la creación de un grupo de trabajo que reúna a diputados y a editores de los principales medios de comunicación para “estudiar a fondo la amenaza de la desinformación contra nuestra democracia”.

No será un instrumento partidista

Durante una intervención en un foro del diario La Razón, Cospedal apeló a la responsabilidad de los medios de comunicación  para combatir y denunciar este tipo de prácticas y actuar “en pos de un mismo fin, que no es otro que garantizar el derecho del ciudadano a recibir libremente información veraz”.

Respecto de este tema, EL ESPAÑOL ha podido confirmar que el Ministerio de Defensa lleva meses trabajando en este tema y controlando la desinformación que viene de Rusia y del Daesh. Este periódico ha confirmado además que desde Defensa se tienen controladas granjas de bots (robots informáticos) en San Petersburgo capaces de crear un trending topic en cuestión de minutos e intoxicar a los medios menos vigilantes.

En cuanto a la creación de esta 'comisión de fake news', que implicará directamente a los medios de comunicación españoles, el procedimiento será el siguiente: Defensa enviará una carta al presidente de la Comisión de Defensa del Congreso para activar el debate. A partir de ahí, se tomará la decisión que corresponda y se elegirá a los medios y redes sociales que participarán en esta reflexión. El objetivo de Moncloa es quedar completamente al margen para que esta comisión no sea percibida como un instrumento partidista.

También incluirá a las redes sociales

La idea es que la comisión sea transversal y que incluya a todos los partidos políticos, lo que significa que será este mismo grupo el que decida qué medios participen en ella. En esta comisión también deberían estar integrados representantes de las redes sociales y del mundo digital en general, principales correas de transmisión de las fake news. 

EL ESPAÑOL se ha puesto en contacto con la Asociación de Medios de Información (AMI), la patronal de los editores de prensa en papel, para preguntarles sobre esta iniciativa. ¿Su respuesta? No ha recibido ninguna propuesta para participar en esta comisión, pero está totalmente dispuesta a aportar su opinión a este debate. La asociación considera que esta iniciativa gubernamental es "fundamental" para combatir uno de los grandes problemas del periodismo actual.