Por volumen, el principal emisor de turistas a España siempre ha sido Reino Unido (con 18 millones en 2019). El problema es que estos se dejan poco dinero en nuestro país (no llega a 1.000 euros de media) ya que siempre han tirado de un turismo de playa y sol que, por norma general, suele ser más low cost. Pero el Brexit abre a nuestro país una oportunidad de oro para conseguir que los británicos se dejen más dinero, tal y como el propio Gobierno quiere. 

Noticias relacionadas

Debido al Brexit y como novedad este año, los residentes en Reino Unido pueden comprar libre de impuestos en la Unión Europea –a excepción de Canarias donde no hay tax free–, lo que provoca que 6 de cada 10 turistas de este país estén dispuestos a gastarse en compras un 50% más en sus viajes por suelo comunitario. El dato es del informe ‘El Brexit y España como destino de compras’ realizado por el operador de tax free Global Blue.

España tiene, por tanto, la oportunidad para posicionarse como destino de compras para estos viajeros en un momento en el que los británicos vacunados pueden viajar a nuestro país sin necesidad de guardar cuarentena a su regreso. Además, puede ser una buena manera de recuperar la fidelidad de este tipo de turistas que miran a Grecia, Portugal y Chipre como destinos sustitutivos de España. 

“Llevamos más de 50 años pensando en el turista británico en términos de sol y playa, pero el Brexit ha generado la oportunidad de desarrollar turismo de compras también con ellos, al beneficiarse de la devolución del IVA”, apunta Luis Llorca, Country Manager de Global Blue España

Nueva estrategia

En este sentido, será clave la comunicación, pues aún casi un 60% de estos turistas desconoce que pueden recuperar el IVA de sus compras, que suelen centrarse en ropa y complementos (71%), perfumería y cosmética (47%) y vino y alcohol (45%), según el estudio.

También será importante captar a los turistas británicos acomodados, que representan uno de cada tres entre aquellos que viajarán estas vacaciones y que cuentan con un presupuesto vacacional en shopping de más de 1.200 euros.

Todo ello configura la necesidad de abordar una nueva estrategia de promoción de España entre los británicos como destino de shopping, si bien estos viajeros se concentran tradicionalmente en unas comunidades concretas. Además esta estrategia casa a la perfección con los planes del Gobierno de atraer un turismo de más calidad, es decir, que se deje más dinero en el destino aunque sean menos los que nos visiten. 

Dejando de lado Canarias (donde no hay un sistema de devolución del IGIC desarrollado y, por tanto, no hay tax free), el principal destino es Baleares (28%), seguido de Andalucía (23%), Comunidad Valenciana (22%), Cataluña (15%) y, en menor medida, la Comunidad de Madrid (4%).

Las ciudades de compras por excelencia como Madrid o Barcelona tienen la oportunidad de aumentar las visitas de los británicos (más allá de los asiáticos o americanos). Cabe recordar que Madrid lleva posicionándose durante años en un segmento más tirando al lujo turístico

Pero no solo se trata de captar al turista británico, sino también al residente en este país, es decir, a los españoles que viven allí, los expatriados, que forman un colectivo de más de 160.000 personas, de las que casi un 25% procede de Madrid, cerca de un 17% de Cataluña y más de un 13% de Andalucía, como el top tres de comunidades de origen.

A la caza del rico

Además de los viajeros británicos y los españoles residentes en aquel país, España tiene también una oportunidad para crecer en turismo de calidad con los viajeros de largo recorrido (China, Golfo Pérsico, Estados Unidos y Rusia), ya que la salida de Reino Unido de la Unión Europea deja fuera a este mercado del círculo virtuoso de compras que genera el tax free.

Al no poder optar a la devolución del IVA, una parte de estos viajeros, con un potencial de gasto de 1.500 millones de euros, podrían derivar su shopping a otros destinos, si bien España solo captará un 9% de estos shoppers, frente al 41% de Francia o el 29% de Italia. Para mejorar esta cifra, España debe afrontar cuestiones pendientes como agilizar la expedición de visados, potenciar las conexiones aéreas y la promoción digital y en destino, según los expertos.

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información