La salida de Paradores de Óscar López para ocupar el cargo de jefe de Gabinete del presidente del Gobierno deja el sillón de la presidencia vacío. Se trata de un puesto en una empresa pública muy codiciado. Una bicoca con un sueldo anual de más de 190.00 euros para el que los interesados ya pueden ir llamando a la puerta de Moncloa, Ferraz o incluso a la del Partido Socialista de Cataluña (PSC).  

En concreto, el salario de 191.913 euros queda dividido en dos partes: el sueldo anual (156.103 euros) y la retribución variable (35.810 euros), según datos publicados en la web de la empresa turística correspondientes a 2020. Este es el sueldo que cobró Óscar López en 2020, aunque se comprometió con los sindicatos a reducírselo un 23,5% tras los recortes salariales aplicados por la compañía en sus trabajadores por la Covid. 

Independientemente de ello, si lo ponemos sobre la mesa y lo extrapolamos al resto de entes públicos, estamos hablando de uno de los salarios públicos a altos cargos más elevados en España. Está por delante, por ejemplo, del máximo dirigente de Aena, que en 2020 cobró casi 169.000 euros. No obstante, está por detrás del presidente de Tragsa (213.768,57 euros) o del de Correos (199.219,72 euros).

Cabe recordar que las retribuciones de presidente y consejeros delegados de compañías estatales vienen reguladas por el Real Decreto 451/2012, de 5 de marzo, que recoge el régimen retributivo de los máximos responsables y directivos del sector público empresarial y otras entidades, y en la Orden del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de 30 de marzo de 2012 que lo desarrolla.

Además del nada despreciable sueldo, el sucesor cogerá las riendas de una empresa que lleva años instalada en una montaña rusa pasando de los beneficios a los números rojos en un abrir y cerrar de ojos. Y la situación ahora no es la mejor ya que el turismo se ha visto muy dañado por la Covid

Óscar López, expresidente de Paradores.

En 2020, la red de 98 paradores perdió el 50% de sus ingresos y cerraron con una facturación de 130 millones de euros, reconoció el propio Óscar López en una entrevista en Invertia

No obstante, la gestión del nuevo presidente o nueva presidenta no generará grandes críticas si cosecha pérdidas por la Covid. Pero sí lo hará si sigue los pasos de algunos de sus antecesores que más adelante recordaremos. 

¿Quién será?

Aunque antes es preciso hacerse la pregunta del millón: ¿quién ocupará este nuevo cargo? Pues de momento no se sabe ni el nombre ni la fecha de su nombramiento, señalan fuentes de Paradores a este medio. Si tiramos de hemeroteca, parece ser que este sillón estará ocupado por un cargo de confianza del presidente como ya hiciera en 2018 colocando a Óscar López. 

Y este cargo podría tener raíces catalanas por la creciente fuerza que está cogiendo el PSC tanto en el Ejecutivo como en el universo de las compañía estatales. Lareciente remodelación del Consejo de Ministros de Pedro Sánchez tiene acento catalán con Miquel Iceta al frente de la cartera de Cultura, Raquel Sánchez en Transportes y Francesc Vallès como secretario de Estado de Comunicación.

Todos ellos procedentes del PSC. Al igual que ocurre si nos fijamos en los presidentes de algunas de las empresas públicas: Maurici Lucena (Aena), Isaías Táboas (Renfe) o Marc Murtra (Indra). Eso por no hablar del nuevo director de Red.es, Alberto Martínez Lacambra; Alejandro Collfedors, presidente del Consorcio de Alta Velocidad Meca Medina o Jordi Hereu, actual presidente de Hispasat (que es participada de Red Eléctrica). Así que no podría descartarse que Paradores caiga también en terreno del PSC. 

Recortes y coches de lujo

Antes de Óscar López, al frente de Paradores estaba Ángeles Alarcó (Gela para los amigos), exmujer de Rodrigo Rato. Esta cogió las riendas de la empresa pública en 2012 a propuesta de Mariano Rajoy, que por aquel entonces era el presidente del Gobierno. 

En su momento, el nombramiento fue polémico ya que Alarcó disponía de muy poca experiencia dentro del mundo empresarial. Esta característica, además, es común a muchos de los que han ocupado la presidencia de Paradores. 

Ángeles Alarcó, expresidenta de Paradores entre 2012 y 2018.

Si bien es cierto, bajo su gestión la exmujer de Rato consiguió sanear las cuentas de Paradores pasando de unas pérdidas de 42,5 millones en 2012 a unos beneficios de 17,6 millones el año pasado. Eso sí, llevó a cabo una política de reducción de costes que terminó con un ERE para 350 trabajadores y reducciones salariales.

Alarcó sustituyó a Miguel Martínez, quien estaba al frente de la red desde 2008. Aquí también hablamos de un gestor totalmente desconocido en el mundo del turismo hasta 2008, pero íntimo amigo de José Luis Rodríguez Zapatero (presidente del Gobierno en ese momento). 

Los cuatro años que estuvo en el cargo también dieron mucho que hablar por dos razones. La primera, por llevar casi a la quiebra a la empresa pública cobrando un sueldo de más de 200.000 euros. Un salario superior al actual incluso. 

Y la segunda, por los privilegios de los que gozaba la cúpula directiva: tenían a su disposición un velero, seis coches de alta gama, 12 tarjetas de crédito y dos viviendas. Así lo denunció años después el que fuera ministro de Industria, José Manuel Soria.

En definitiva, para acceder a la presidencia de Paradores no hace falta ser un gran gestor, ni tener conocimientos del sector turístico. Basta con estar cerca del presidente del Gobierno en el momento adecuado.

Noticias relacionadas

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ SWG Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información