Room Mate no ha podido aguantar más la crisis de la Covid. La cadena hotelera de Kike Sarasola ha suscrito un préstamo de 15 millones de euros con Atitlan, el fondo de deuda del yerno de Juan Roig, Roberto Centeno, con el objetivo de salvar el verano y a la espera de la llegada del rescate de la SEPI

Noticias relacionadas

El préstamo lo tendrá que devolver en un año y “es un balón de oxígeno a la espera de la SEPI”, ha reconocido Kike Sarasola a este medio. Se trata de una financiación alternativa a la de los bancos, de los que reconoce que han sido “muy flexibles, al igual que los caseros de sus hoteles”, pero era necesario buscar otra vía de financiación. 

De hecho, ya lo avisó su presidente, Kike Sarasola durante su intervención en el en 'Wake Up, Spain!' organizado por EL ESPAÑOL, Invertia y D+I (Disruptores e Innovadores). "Estamos endeudados. Y por muy agradecidos que estemos con todo lo ofrecido con los fondos europeos, necesitamos que lleguen ya porque no aguantamos hasta el verano. El 70% de la industria no va a abrir en verano si seguimos así", aseguró. 

El préstamo, avanzada por varios medios y confirmada por Invertia, viene a reforzar la situación de Room Mate tras “un duro año” en el que la facturación de la cadena “ha sido un 25% de las ventas de 2019”, asegura Sarasola. Por lo que la cadena ha caído un 75% en facturación, pero ha evitado realizar un ERE. “Hemos luchado por no hacer ningún ERE”, apunta. 

Si bien es cierto, mantienen un ERTE en su plantilla ya que actualmente tienen operativos 12 hoteles de los 26 con los que cuentan. Además, sus planes de expansión siguen adelante. El pasado enero abrió su primer hotel en Ibiza y tiene previstas la próxima apertura de Room Mate Olivia en Mallorca y la ampliación de Room Mate Leo en Granada.

Y todo ello con la previsión de que la recuperación está cerca. “Vemos que el sector turístico se está recuperando. “Nuestros hoteles en EEUU, donde la vacunación va más avanzada, tienen una ocupación del 50%”, apunta. 

Rescate SEPI

En paralelo, la cadena sigue esperando el rescate de la SEPI. Cabe recordar que en marzo la empresa solicitó formalmente 50 millones de euros al Fondo de Apoyo a la Solvencia para Empresas Estratégicas que gestiona la SEPI. 

“Estamos en un proceso de envío de información que nos requiere la SEPI”, apunta Sarasola. Este proceso se puede alargar hasta seis meses. 

Asimismo, tras la firma de esta operación, la cadena continúa estudiando alternativas a la salida de Sandra Ortega del capital y no tardarán mucho en anunciar novedades porque según afirman a este medio, "hay negociaciones muy avanzadas con un grupo de asiáticos, otro inglés y un último de EEUU".