En las últimas semanas, Plus Ultra ha diseñado una campaña para defender su polémico rescate de 53 millones de euros aprobado por el Gobierno. Algo lógico después de todas las críticas que le han llovido. Sin embargo, parte de sus campañas de comunicación pasan por alto cierta información que tira por tierra su estrategia, como que no son la única alternativa para competir con Iberia en las rutas a Latinoamérica a pesar de defender esa teoría.

Noticias relacionadas

Concretamente, en el comunicado emitido ayer aseguró que cuando finalice la integración de Air Europa en Iberia, Plus Ultra Líneas Aéreas será la única alternativa al operador dominante que tendrán los ciudadanos en las rutas a Latinoamérica. “Si desaparece, se formaría un monopolio que perjudicaría a un mercado potencial de hasta nueve millones y medio de pasajeros anuales”, apuntan.

Sin embargo, esto no es del todo cierto. Entre Madrid y Latinoamérica varias aerolíneas operan rutas. Cierto es que Iberia y Air Europa copan parte del mercado, pero hay otras compañías de nacionalidad española que realizan estos trayectos, como por ejemplo Iberojet, la nueva denominación de las aerolíneas Evelop y Orbest de Ávoris, división de viajes del Grupo Barceló.

Evelop, la aerolínea de Barceló que aspira a convertirse en gigante del aire

La aerolínea ha puesto a la venta un programa de vuelos para cubrir los principales destinos vacacionales del Caribe y Centroamérica, con hasta 25 salidas semanales a México, República Dominicana, Cuba, Jamaica y Costa Rica desde España y Portugal. 

En principio, la programación (sujeta a aprobaciones gubernamentales) de vuelos de Iberojet desde Madrid incluye hasta cinco frecuencias semanales a Punta Cana y a la Habana y hasta cuatro frecuencias semanales a Cancún, destinos tradicionales de la aerolínea de Ávoris. 

A esta se suma la aerolínea creada por la división de viajes del grupo Grupo Iberostar bajo el nombre de W2M, que comenzará a operar a principios de verano con trayectos a destinos estratégicos como Punta Cana, Cuba o Cancún. Se trata de la segunda aerolínea española creada en plena pandemia

Asimismo, hay otras aerolíneas extranjeras que unen España con Latinoamérica de forma directa. Las más importantes son Latam Airlines y el grupo Air France KLM, que cubren gran parte de las rutas que opera Iberia. Por lo que Plus Ultra es una alternativa, pero no es la única para hacer frente a Iberia en la mayoría de rutas que operan. 

No obstante, Plus Ultra defiende que este "monopolio" solo se produce en algunas rutas en concreto, como la ruta entre Madrid y Caracas, solo operada por Air Europa, Iberia y Plus Ultra. 

Además, para aquellas rutas que generen un problema de competencia en la compra de Air Europa, Iberia ya anunció que facilitará algunos activos, incluyendo slots (derechos de despegue y aterrizaje), para permitir la creación o expansión de las bases relevantes por parte de Volotea.

Asimismo, en la mayoría de las fusiones o compras de este nivel, la Comisión Europea evalúa el efecto que tendría en cada ruta en la que se producirían solapamientos, entre otras cuestiones. Iberia y Air Europa se solapan actualmente en 50 rutas nacionales e internacionales. 

¿Aerolínea que crece?

Otra de las premisas que defiende Plus Ultra es que “se ha convertido en la aerolínea española de mayor crecimiento en 2019 y en los dos primeros meses de 2020, donde sus ventas registraron un aumento de más del 180%”.

Es cierto que, en su último ejercicio fiscal cerrado a 31 de enero de 2020, la facturación de la aerolínea creció un 47%, alcanzado los 94 millones de euros; año en el que creció también casi un 15% frente al ejercicio anterior. Sin embargo, si nos fijamos en sus beneficios la cosa cambia bastante. 

Entre 2014 y 2020 acumula 13,5 millones de euros de pérdidas. Es decir, no ha tenido ni un solo año de beneficios desde que iniciara sus vuelos en 2015 (aunque se fundó en 2011). Además, la aerolínea ha estado varios años al borde de la quiebra, pero se ha salvado ‘in extremis’ en varias ocasiones. 

Una situación que genera ciertas dudas sobre la dificultad de la aerolínea para devolver el dinero prestado porque, hay que recordar que el fondo de 10.000 millones de euros que la SEPI dispuso, no es a fondo perdido. En este sentido, Plus Ultra dispondrá de un plazo máximo de siete años para amortizar en su totalidad los préstamos recibidos y los expertos consultados por Invertia creen que no lo tendrá fácil.