La Covid impacta duramente en la principal hotelera del país. Meliá Hotels International cierra el ejercicio 2020 con unas pérdidas netas totales de 595,9 millones de euros (fuertemente impactado por los deterioros de valor) frente a los 112,9 millones de beneficios de 2019, según un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

Noticias relacionadas

La compañía ingresó 528,4 millones de euros hasta diciembre, lo que representa un descenso de 70,7% frente al ejercicio anterior. La tendencia positiva del 2019 se mantuvo durante los dos primeros meses del año, truncándose a partir de marzo ante la mayor crisis sanitaria, económica y social nunca vista en tiempos de paz. 

En conjunto, la ocupación media registrada en 2020 por la compañía fue del 34,9%, sobre un portfolio medio de hoteles abiertos en el ejercicio del 46%.

El resultado neto arrojó pérdidas de 425,9 millones sin incluir los deterioros. Por su parte, el Ebitda se situó en -151,5 millones de euros frente a los 477,9 millones de 2019 , mientras que el resultado operativo cayó hasta los 557,3 millones de euros negativos -frente al beneficio de 222,8 millones de 2019-.

Liquidez

En esta situación, asegurar la liquidez suficiente para afrontar con tranquilidad los meses venideros ha continuado siendo una prioridad para Meliá, si bien esto ha supuesto un incremento de deuda de 662,7 millones durante 2020, situándose en un total de 1.255 millones. La compañía finaliza el año 2020 con una liquidez de 316 millones, incluyendo la tesorería y las líneas de crédito no dispuestas. 

Cabe destacar que, de los 43 hoteles que tiene en propiedad la compañía, tan sólo 10 hoteles (representando un valor de 875 millones de euros, frente a los 3.758 millones fijados por la última valoración realizada por Jones Lang Lasalle en 2018) tienen alguna hipoteca. Dichos préstamos hipotecarios, que ascienden a 260 millones, representan tan solo un 7% del valor total de los activos en propiedad. 

Adicionalmente la compañía "continúa explorando otras vías adicionales para obtener liquidez y, en su caso, reducir deuda, hasta que se logre la recuperación de los ingresos, como podría ser la venta de algunos activos", señalan.

15 nuevos hoteles

A pesar de ello, después de las contingencias y retrasos en la apertura de algunos hoteles debidas a la Covid, la compañía está preparada para anticipar la apertura de hoteles en importantes capitales europeas, como el ME Barcelona, el Innside Amsterdam, los Innside Luxemburgo, Innside Liverpool e Innside Newcastle, o el Meliá Frankfurt, si la activación de la demanda lo permite.

Para todo el 2021, Meliá tiene prevista la apertura de 15 nuevos hoteles, un 40% de los cuales se concentra en las zonas de China y el Sudeste Asiático, acreditando que la apuesta del Grupo por el crecimiento en esta importante región del mundo continúa con más fuerza que nunca. 

En general, se prevé que la recuperación del segmento vacacional –en el que la compañía concentra el 60% de sus habitaciones (la mayoría en régimen de propiedad y gestión)– será más rápida debido a que la crisis, aunque profunda, tiene un carácter coyuntural, permaneciendo casi intacta la demanda embalsada, explican desde la cadena.

Por otro lado, creen que en el segmento urbano el impacto del Covid es más estructural, al producirse un cambio de paradigma en el viaje corporativo y de negocios, por lo que los hoteles de las capitales europeas podrían tardar al menos dos años en recuperarse. 

“Seguimos sin tener una bola de cristal para predecir el momento exacto en que se reactivará la demanda turística, pero la respuesta del mercado en crisis pasadas y la reciente evolución en China, confirman nuestros datos sobre la fortaleza de la demanda actualmente latente. De este modo, confío en que lo peor puede haber ya pasado, y que podremos tener una positiva temporada de verano, siempre y cuando los programas de vacunación y tratamientos continúen ampliando su eficacia en el control de la pandemia”, señala el vicepresidente y consejero delegado de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer