Sevilla

Sierra Nevada lleva días abriéndose paso en los informativos. El motivo no es su impacto económico en la zona, sino la polémica medida por la Junta de Andalucía. Pese al cierre de las provincias, se permite la movilidad para la práctica de deportes de invierno presentando el abono para utilizar los remontes. La criticada decisión consolida a la estación de esquí granadina como la última esperanza turística de Andalucía y de España.

Noticias relacionadas

Con unos datos turísticos para el olvido ante el impacto de la Covid-19, la apertura de Sierra Nevada permite a los empresarios de la zona respirar con tranquilidad. La estación cuenta con más de 80 empresas que generan unos 3.000 empleos directos. De ellos, más de 500 trabajadores pertenecen a Cetursa, empresa que gestiona el complejo.

Según los datos de Cetursa, Sierra Nevada sumó cerca de un millón de usuarios en la pasada temporada invernal de 2019/2020. Pese a que la campaña se paralizó en seco por el estado de alarma, la estación granadina se consolidó como la más visitada en España. Con 112 jornadas de esquí, logró una ocupación hotelera del 72% y acogió unas 16 competiciones que congregaron a más de 3.000 profesionales.

Usuarios de Sierra Nevada en una imagen de archivo.

Con estos datos, la estación celebra que el Gobierno andaluz permita su apertura y teme un cierre como el de marzo. Ante la polémica generada, Cetursa advirtió que una paralización de la estación supondría un ERTE del más del 90% de la plantilla. A todo ello, se sumaría un deterioro de la nieve en la pista que sería muy difícil de recuperar.

Con la esperanza puesta en la evolución de la pandemia, desde Sierra Nevada aseguran que la estación es 100% segura en esta nueva temporada inaugurada por el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. Cuenta con un aforo reducido de 6.000 usuarios y la venta de forfait ha quedado limitada a través de la página web o la app.

El “timón” turístico

Pese a ser un atractivo para los profesionales del deporte, Sierra Nevada también lo es para el turismo. La cancelación de la Semana Santa o de la Feria de Abril de Sevilla alertan de una nueva temporada turística complicada para la comunidad. En este sentido, Sierra Nevada se posiciona como el “timón” de la industria en este duro contexto.

Así lo explica el presidente de la Asociación Provincial de Empresas de Intermediación Turística de Granada, Juan Peláez. En declaraciones a Invertia, admite la importancia de la estación para afianzar la marca de Granada como destino. Pese a ello, no esconde los baches que siguen sufriendo las reservas pese al gesto de la Junta andaluza.

El cierre perimetral de Andalucía o la dura situación económica de las agencias de viajes lastran el impulso que tanto necesita la zona. Peláez estima que las reservas han caído un 15% respecto al pasado año ante la dificultad de hacer viajes en grupo, clave para la facturación de las agencias.

Líder nacional

La única estación de esquí en Andalucía puede presumir de ser una referencia a nivel nacional. En la pasada temporada, se situó como líder en número de visitantes, con unos 958.164, superando a Baqueira-Beret, con 813.683 usuarios. A nivel global, las estaciones generaron más de 3.100 empleos directos, además de los generados de forma indirecta en hostelería o alojamientos.

Con más de 36,2 millones de euros invertidos, las estaciones gestionadas por la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem) presumen de ofrecer un destino seguro pese a la incidencia de la Covid-19 y con el cumplimiento de todas las medidas de seguridad y salud.