En el ámbito económico, destaca que, durante la última década, el sector turístico se ha consolidado como una de las principales fuentes de renta y empleo de la economía española, aportando en 2018 según el INE, 147.946 millones de euros de actividad, es decir el 12,3% del Producto Interior Bruto (PIB), según el informe presentado por Exceltur y Fundación Seres elaborado por Deloitte. 

Noticias relacionadas

Este crecimiento se ha visto también reflejado en el impulso de la economía local ya que, según las empresas consultadas para este estudio, más del 85% de sus compras se realizan a nivel local, favoreciendo el apoyo a los proveedores locales.

Este impulso del turismo a la economía también ha facilitado la reconversión integral y el reposicionamiento de algunos destinos pioneros de la oferta del litoral, suponiendo un gran revulsivo socio económico para su ecosistema local. Ejemplo de ellos son el caso de Meliá Hotels International en Magaluf (Mallorca), permitiendo extender la temporada un 8%, y elevar el empleo en otro 8% y los servicios en la zona en un 33%. Destaca también el caso de Palladium en Platja D’en Bossa (Ibiza) extendiendo la temporada un 10% y creando nuevos empleos. 

El crecimiento del sector turístico se ha visto en 2020 inevitablemente paralizado por la crisis de la Covid 19, que ha puesto en especial relevancia los importantes efectos tractores que induce sobre terceros Como se explica en este informe, según el INE, por cada 100 empleos en ramas de actividad en contacto directo con el turista, se generan 67 empleos adicionales en otros sectores, y por cada 100 euros de valor añadido, se aportan 62,1 euros en otros sectores. 

Además, el sector turístico es clave para la redinamización de entornos rurales y la España “vaciada”, debido entre otros, a la extensa red de casas rurales presente en más de 4.700 municipios, es decir, más del 50% de los que componen la estructura geográfica española. 

Gabriel Escarrer Jaume, presidente de Exceltur, ha explicado durante su presentación que “la mayor contribución que, como industria, podemos hoy anhelar es retornar de nuevo a nuestra actividad de forma plena y que todos nuestros equipos regresen a sus puestos de trabajo”. 

Emprendimiento

El informe destaca también la relevancia del sector por las oportunidades que facilita al emprendimiento, que se aprecia dada la alta presencia de pymes en el sector, más de 400 mil según el INE, y su compromiso con la formación, el 66,5 % de las compañías de la hostelería impartieron formación para mejorar los conocimientos y habilidades de sus trabajadores. 

Fruto de ello, el sector turístico es el principal empleador directo de la sociedad española con 2,67 millones de personas, un 12,7% del total, según el INE, dada la fuerte creación de empleo en la última década (un 19,3% en ramas turísticas, frente al 3,4% en el resto ). 

Asimismo, el sector turístico facilita la integración y diversidad generacional con un 21,9% de los trabajadores menores de 30 años, mientras que en el conjunto de la economía solo suponen un 13,7% , así como la diversidad multicultural; en el sector turístico trabajan un 21,3% de personas nacidas fuera de España, muy superior al 13% que presenta la media en España. Las características del empleo favorecen a su vez aspectos como la conciliación laboral, que atrae a un 20,7% de los profesionales españoles al sector turístico debido a las facilidades que aporta. 

Durante la Covid

La pandemia y la crisis derivada de ésta, ha propiciado que las empresas turísticas hayan destacado mostrando su lado más solidario. Muchas son las que desde el mes de marzo de 2010 han desarrollado múltiples iniciativas de colaboración y mitigación del impacto social de la Covid para apoyar a la sociedad española en una situación tan complejo.

Así, hasta julio de 2020, las compañías aéreas, de transporte terrestre y marítimo se han volcado repatriando turistas y vehículos, así como en el transporte de material sanitario urgente hacia los hospitales y el abastecimiento de los territorios insulares.

La medicalización de más de 25 hoteles que han atendido a más de 3.000 pacientes y puesto a disposición muchas más instalaciones, a las administraciones por si fueran precisas. Se ha colaborado también en el levantamiento de hospitales de campaña instalando más de 2.000 camas, atendiendo a más de 5.000 pacientes en una extensión de 95.000 m2 ubicados entre 8 pabellones. 

Además, se han reconvertido algunos restaurantes en comedores sociales o en cocinas para preparación de comidas para los Bancos de Alimentos, contribuyendo también con donaciones de alimentos, materiales para hospitales, material sanitario y de protección. etc. 

Las empresas turísticas españolas han querido también reconocer en especial, la labor sanitaria llevada a cabo, facilitando 10.000 plazas gratuitas en transporte ferroviario y 550 vehículos a disposición del personal sanitario o colectivos esenciales, así como estancias gratuitas para todos aquellos colectivos que han trabajado en primera línea u ofertas para sus próximas vacaciones.