La crisis provocada por el coronavirus ha causado estragos entre los españoles. La previsión es que el bolsillo se vea afectado y se opta por la prudencia. Tanto es así que sólo el 27,2% de los españoles ha pensado salir de vacaciones este verano. Un dato que pone de relieve el CIS, en el que se observa que son aquellos que están entre los 25 y los 44 años quienes más están pensando en el verano. 

Noticias relacionadas

El hecho de que el CIS señale que el 65,7% de los ciudadanos no se plantea marcharse de vacaciones da muestras de lo que puede estar por venir. Tanto es así que los efectos que puede tener el Covid-19 sobre la economía y el empleo es la principal preocupación que tienen los ciudadanos tras la pandemia, sólo por detrás de los estragos que puede causar sobre la salud. 

¿Y cómo van a ser los días de asueto de los españoles que se plantean salir de viaje? Cuatro de cada diez encuestados por el Centro de Investigaciones Sociológicas estudia irse más de dos semanas; mientras que 3 de cada diez se plantea marcharse entre una y dos semanas. Por último, un 20% estudia cogerse una semana. 

La previsión es que el turismo nacional se vea muy beneficiado durante julio y agosto. Sólo el 6% está pensando en salir de España, frente al 89,9% que tiene claro que sus días de descanso se van a celebrar en territorio patrio. ¿En dónde? Básicamente en la playa. 

Algo más de la mitad de los encuestados reconoce que una localidad costera será el principal destino de sus vacaciones. Le sigue un municipio rural, donde se dirigirá una cuarta parte. Un 13% se plantea viajar a una ciudad interior y un 9,7% está pensando en viajar a las Islas. 

Estos datos encajan con que el 83% de los ciudadanos esté barajando desplazarse en su vehículo particular este verano. Por el contrario, el 13% se plantea coger un avión; el tren lo estudia un 3,4% y el 2,2% el autobús. El resto se mueven entre otras opciones como coches de alquiler, ferry o barco, etc. 

La intención de los españoles es disfrutar de unas vacaciones de turismo de sol y playa. Al menos, para la mitad de los encuestados por el CIS que, después, optan por el turismo de naturaleza, el cultural y las visitas a familiares o amigos. 

Resulta llamativo que este verano ninguno de los encuestados se esté planteando la posibilidad de hacer un crucero- 

Dicho esto, aquellos que van a viajar a la playa quieren estar seguros. Muestra de ello es que 9 de cada 10 encuestados dice que hay que controlar el aforo en las playas para evitar el contagio del coronavirus, y que el 79,5% sea partidario de que llevar mascarilla sea obligatorio.