Nunca es tarde si la dicha es buena. Eso dice el refrán y así es como ha acogido el sector turístico la noticia del Gobierno de permitir la vuelta del turismo en julio y eliminar la cuarentena a extranjeros. Sin embargo, ahora comienza una carrera in extremis y con demasiados frentes abiertos para preparar una temporada veraniega en la que el sector se juega muchos millones de euros y de turistas internacionales.

Noticias relacionadas

Durante esta semana, las agencias de viajes ya ofrecerán sus paquetes turísticos, las aerolíneas mantendrán sus programas de vuelos a España tras retirarse la cuarentena e, incluso, estudiarán nuevos planes. Serán semanas de negociaciones entre operadores, Gobierno y Unión Europea

“Tenemos solo cinco semanas por delante y la actividad va a ser frenética en las próximas dos o tres para que, por ejemplo, los alemanes puedan volver a Mallorca”, señala el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda. Cierto es que el 90% del turismo en Baleares en verano es internacional, por lo que hay destinos que se lo juegan todo en los próximos meses. 

Turistas alemanas en una terraza de Valencia Efe

Si ampliamos la vista al conjunto, en juego hay mucho más en términos económicos. Cada semana que el sector turístico está parado pierde 5.000 millones de euros en facturación, es decir, 20.000 millones al mes, según cálculos de Exceltur. 

Pero no todo se recuperará. El sector es consciente de que no vendrá “ni de lejos” el mismo número de visitantes del pasado año. Entre julio y septiembre de 2019, España recibió 29 millones de turistas extranjeros, según la Estadística de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur). Estos turistas -en su mayoría ingleses y alemanes- se dejaron 33.451 millones de euros. Sin embargo, rascar algo de aquí no está mal cuando hace solo unos días ni siquiera existía la posibilidad de que los extranjeros veranearan en España.

Acuerdos con Europa

Además del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha animado a los viajeros internacionales, especialmente a franceses y alemanes, a disfrutar de sus vacaciones en nuestro país. Pero, ¿es tan fácil como parece? La respuesta es no. Después de las idas y venidas del Gobierno en materia turística, reactivar el sector en solo cinco semanas para los turistas internacionales depende de muchos factores.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

“Anunciar que en julio se van a abrir las fronteras no significa que vayan a entrar inmediatamente turistas. La operativa de vuelos va a tardar varios meses en volver al estado normal”, señala el secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Ramón Estalella.

De ahí que los acuerdos con Europa para facilitar el tráfico transfronterizo sean vitales. Desde Exceltur creen que un acuerdo homogéneo para todos los países sería ideal, pero saben que es difícil “porque la evolución de la pandemia ha sido desigual en los países”. 

Así, la mayoría apuesta por un plan B basado en los corredores aéreos con países como Alemania, Reino Unido e incluso Francia, país que anunció una cuarentena para españoles en respuesta por la impuesta por el Gobierno español. Cabe recordar que ese anuncio, además, disuadió a muchos turistas y frenó a turoperadores alemanes como Tui

No obstante, aquí España juega contra otro problema. La mayoría de nuestros países vecinos están trabajando por un turismo nacional. Es decir, muchos turistas internacionales no vendrán a veranear este verano a la costa española o a Baleares porque lo harán en sus propios territorios. 

La seguridad

El otro gran frente que tiene que resolver el Ejecutivo en cinco semanas es convertir España en un destino seguro. La seguridad es uno de los valores que siempre hemos vendido. De hecho, durante años nuestro país se nutrió de los extranjeros que dejaron de viajar a Egipto, Turquía o Túnez por los conflictos políticos. 

España se mostraba al mundo como un país seguro; imagen que ahora mismo ya no se corresponde con la realidad. Nuestro país es uno de los que más ha sufrido por esta pandemia a nivel europeo. Por lo que el sector en bloque le pide al Gobierno que realice campañas promocionales para lavar esa imagen y mostrarse al mundo de nuevo como un destino seguro. Y tal vez, de esa forma, recuperar un verano que muchos ya daban por perdido. 

Información sobre el coronavirus: