Meliá Hotels ha cerrado algo más de medio centenar de hoteles en todo el mundo por la crisis del coronavirus. Todos ellos permanecerán así -al menos- hasta el 31 de marzo.

Noticias relacionadas

Así lo ha explicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en donde ha explicado también la política de cancelación que aplicará a sus clientes a partir de este momento. 

A partir de ahora y hasta el 31 de marzo  todas las tarifas a la venta son cancelables sin coste. La cancelación puede hacerse entre 1 día y 7 días antes de la fecha de la entrada.

La mayoría de los establecimientos se encuentran en España, con un total de 45 hoteles afectados, 13 de ellos en Andalucía, 11 en la Comunidad de Madrid, nueve en Cataluña, cuatro en las Islas Baleares, tres en la Comunidad Valenciana, dos en el País Vasco y otros tres en Zaragoza (Aragón), Mérida (Extremadura) y Tenerife (Canarias). A ellos se suman otros 13 hoteles que cerrará Italia (cinco), Alemania (cinco), China (dos), República Checa (uno) y Vietnam (uno), ha detallado.

Para las reservas hechas con anterioridad Meliá establece un protocolo de cancelación, que conlleva en la mayor parte de los casos un cambio de fechas. Eso sí, siempre de acuerdo a una serie de criterios que explicita en su página web. 

"Ante la situación de incertidumbre que se vive y que escapa de nuestro control, Meliá ha dispuesto las mayores facilidades para que, tanto nuestros clientes particulares como nuestros partners y colaboradores, puedan reservar y planificar sus viajes con la tranquilidad de poder modificar o cancelar sus reservas con flexibilidad", ha concretado.

En cualquier caso, Meliá ha subrayado que intentará "minimizar los impactos que el virus está produciendo y continuar adoptando las medidas más acordes para tratar de normalizar la situación".

La compañía asegura que "es consciente de que la pandemia de COVID-19 y la respuesta de las autoridades gubernamentales y sanitarias cambian y se desarrollan constantemente. Es por ello que los criterios contenidos en esta política de cancelación están, por lo tanto, sujetos a cambios con el paso del tiempo.