El comercio electrónico está aguantando el tipo durante la crisis del coronavirus. Con el aumento de las restricciones del tráfico de personas y el confinamiento al que se están viendo forzados los españoles, los pedidos se disparan para un sector que esta triplicando su facturación.

Noticias relacionadas

Así lo indica el Rafael Torres, CEO de Mercado Actual, una de las mayores tiendas de informática online de España con una facturación de más de 30 millones de euros al año, 200.000 pedidos y distribución en España, Alemania, Italia, Francia y Reino Unido. 

Torres indica que su compañía -centrada fundamentalmente en el segmento empresas- ha visto aumentada considerablemente su facturación precisamente del aumento de pedidos de empresas que necesitan equipamiento para que sus empleados teletrabajen.

Del mismo modo, Torres destaca que el sector de la venta online de tecnología sigue trabajando y que el decreto de estado de alerta consagra el funcionamiento de todas las tiendas de tecnología, ya que hablamos de productos fundamentales para mantener la productividad en el hogar de los españoles.

Destaca el compromiso del sector de seguir funcionando -al igual que supermercados y tiendas de primera necesidad- hasta que les sea posible. Eso sí, siempre manteniendo y extremando las precauciones sanitarias.

Mantener la logística

"Todo nuestro personal que puede hacer teletrabajo lo está haciendo. Los trabajadores de oficina y almacén que trabajan presencialmente tienen un protocolo de actuación por el que en ningún momento están a menos de cinco metros de otra persona, ni siquiera en las descargas y cargas de mercancía, además del resto de medidas higiénicas necesarias para evitar los contagios".

Y agrega que han hecho turnos,"para que si alguien cae enfermo todos los que coincidan con él puedan hacer cuarentena. En el caso de que algún pedido no se pudiese entregar, lo comunicaremos y procederemos a la devolución inmediata del dinero", agrega.

Para facilitar las entregas y la recepción de sus productos, todos sus envíos pasan a tener portes gratuitos para sus clientes, "con el fin de que las prohibiciones de movilidad no les afecten", señala Torres.

Respecto de la falta de suministros tecnológicos denunciada por tiendas físicas a raíz del cierre de muchas fábricas en China, Torres indica que han sido previsores y que cuentan con el suficiente stock para mantener la cadena de suministro y las entregas. "Hemos sido previsores y hemos comprado mucho material cuando comenzó la crisis".

Respecto del futuro, Torres indica que la clave está en garantizar el suministro logístico y que los estados europeos mantengan el transporte de mercancías inalterable por toda la UE. "Si logramos eso no habrá problema con nuestras entregas incluso si esta situación se mantiene más allá de lo deseable", concluye.