Mikhail Fridman y Javier Pérez Dolset.

Mikhail Fridman y Javier Pérez Dolset.

Tecnología CASO ZED

El juez del 'caso Zed' cita como investigados a Reznikovich, Vimpelcom y LetterOne

El magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón investiga la quiebra de Zed WorldWide.

20 mayo, 2022 16:32

Noticias relacionadas

El juez Manuel García-Castellón, encargado de investigar el caso Zed, ha citado como investigado a Alexey Reznikovich, expresidente de la empresa Vimpelcom (actual Veon) y antiguo director de la sociedad LetterOne.

Así consta en un auto, fechado el pasado 19 de mayo y al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL-Invertia, en el que el magistrado estima parcialmente la petición de diligencias efectuadas por el empresario Javier Pérez Dolset. En el documento, el García-Castellón también acuerda citar como investigadas a ambas mercantiles como personas jurídicas.

En esta compleja causa, la Audiencia Nacional indaga en la quiebra de Zed WorldWide S. A. y en la posibilidad de que este grupo tecnológico español sufriese un ahogamiento financiero orquestado que desembocó en su concurso de acreedores en 2017.

El magnate ruso Mikhail Fridman formó parte del consejo de LetterOne hasta marzo de 2022. Antes, la empresa MIPR se había aliado (vía roll-out) con Zed WorldWide S. A. para constituir Zed Plus, dentro de la cual se encuentra Veon. De ésta última es accionista LetterOne. Según la Fiscalía, Fridman contribuyó, supuestamente, a la asfixia de Zed WorldWide.

Tal y como publicó EL ESPAÑOL-Invertia, el administrador independiente de la matriz holandesa de Zed, Peter Wakkie, recomendó a Pérez Dolset hablar con los responsables de LetterOne para "llegar a un acuerdo" de venta de la compañía y evitar así la quiebra del grupo, una vez que Vimpelcom (ahora Veon), el principal cliente de la española en Rusia, decidiera rescindir todos los contratos que tenía con Zed WorldWide S. A. La defensa de Fridman, por su parte, asegura que fue Pérez Dolset quien se puso en contacto con ellos para vender esta sociedad.

Según sostiene el Ministerio Fiscal, Veon decidió poner fin a la relación con Zed WorldWide por el "riesgo de quiebra" del grupo. La cancelación de esos contratos suponía perder el 60% de los ingresos de ZedTema, compañía que trabajaba con Veon (grupo tecnológico perteneciente, a su vez, a LetterOne).

De acuerdo con el auto del juez, la petición de diligencias efectuada por Javier Pérez Dolset "ubica el foco de atención en la rescisión de los contratos concertados con Temafon y Tematika" tras haberse sometido Zed WorldWide a una auditoría por parte de PwC, "explicando [Pérez Dolset] que dicha rescisión trae causa del resultado de la meritada auditoría".

En el auto, el juez expone que cita como investigada a Vimpelcom "como beneficiaria de los fondos desviados de Temafon" y a LetterOne, "como contratadora del señor Wakkie en protección de sus intereses como accionista principal de Vimpelcom".

El escrito de Dolset refería también a "distintos pasajes de declaraciones de Anton Kudryashov —entonces consejero delegado de Vimpelcom Rusia y hombre de confianza de Fridman—, en los que se plasman algunos datos relevantes a propósito del conocimiento de la situación de Zed, así como del resultado de la auditoría".

Comunicaciones

En su auto, el juez García-Castellón también solicita a Vimpelcom (hoy, Veon) y/o a Kudryashov la aportación de "los memorándums o comunicaciones vía e-mail, mensajes de texto o por cualquier otro medio intercambiadas" entre éste último y el magnate Fridman relativos al "incidente ocurrido con Aleksander Kolokoltsev y/o Zed [WorldWide S. A]".

Kolokoltsev es hijo del actual ministro de Interior de Rusia con el Gobierno de Vladimir Putin. De acuerdo con la declaración de Dolset, una compañía aliada de Zed WorldWide S. A. habría externalizado parte de sus labores a una mercantil vinculada al hijo del mandatario ruso, a fin de que éste recibiese así comisiones mediante encargos sobrevalorados. La defensa de Fridman, por contra, niega tajantemente que los precios fuesen inflados, en base a un informe de PwC.

García-Castellón, titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, también solicita las comunicaciones intercambiadas por Kudryashov con el investigado Aleksei Reznikovich, expresidente de la antigua Vimpelcom.

A su vez, requiere las conversaciones entre Kudryashov, consejero delegado de Vimpelcom Rusia, y los empresarios Jo Lunder y Jan Thygesen. Y pide a todos ellos, "la documentación interna existente sobre el incidente del señor Kolokoltsev" y "todo el archivo histórico sobre la compañía Zed [WorldWide S. A.]".

Asimismo, el juez cita como testigos a Andrei Milnikov, director de Vimpelcom; a Renat Nasretdinov, director de Desarrollo de Negocio de Vimpelcom Rusia, a Andrei Raspitin, director de operaciones de la empresa Temafon; a Paolo Gudici (mismo cargo que el anterior) y a Alexander Popovsky, director comercial y de marketing de Vimpelcom Rusia. Todos ellos residen en el extranjero: en Ámsterdam, Moscú o Ucrania.

El juez aún no detalla la fecha y condiciones en las que se celebrarán los interrogatorios. Concreta que detallará las citaciones en otra resolución, por lo que no lo hace en el auto fechado el pasado 19. En dicho documento, a su vez, vuelve a denegar la petición de Dolset de considerar a los accionistas de Zed WorldWide S. A., previos a la creación de Zed+, como perjudicados en esta causa

"Existen indicios de que el solicitante [Javier Pérez Dolset] ha cometido los delitos que se investigan, por lo que no ha lugar a conferirle el tratamiento de perjudicado, puesto que ello constituiría un estatuto procesal anómalo, incompatible con su condición de investigado", concluye el magistrado Manuel García-Castellón.

A finales de 2020, el juez archivó la causa para el magnate ruso Mikhail Fridman, principal accionista de la cadena de supermercados Dia, al considerar de que no hay pruebas que demuestren que participó en la asfixia económica de dicho grupo. Posteriormente, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional revocó este archivo.