La Junta de Accionistas de Telefónica ha reelegido como miembro del consejo de administración a su presidente ejecutivo José María Álvarez-Pallete por el 84,6% de los votos, cinco puntos más que en su renovación del año 2017, cuando los apoyos fueron del 80,2%.

Noticias relacionadas

Pallete renueva con más apoyos que hace cinco años -tras solo un año de gestión por esas fechas- y lo hace en medio de una pandemia, de la ejecución de su hoja de ruta y apostando por una digitalización, que según ha reflejado en su discurso de este viernes, culminará en los próximos tres años, coincidiendo con el centenario de Telefónica.

"Quedan solamente tres años para nuestro centenario y vamos a aprovecharlos a fondo. Debemos dejar a las siguientes generaciones una compañía mejor que la que recibimos. Tres años en los que culminaremos la transformación de nuestra compañía para así afrontar el futuro", ha dicho en su discurso ante la Junta General de Accionistas de Telefónica que otro año se ha hecho de manera telemática.

Una Junta en la que ha adelantando los plazos en los que se culminará la transformación de la compañía. Pallete ha hecho de esta transformación el gran objetivo de sus cinco años al mando de la compañía y por primera vez pone un horizonte para culminarla.

Una Junta en donde se ha aprobado una nueva política de remuneraciones que, según el presidente ejecutivo, está en la línea con los nuevos desafío del mercado y de la economía. Y donde también se ha aprobado el nuevo dividiendo para los accionistas, una reducción del 25% hasta los 0,3 euros para afrontar las inversiones del 5G.

Reducción de la deuda

Respecto de su balance, ha recordado que las inversiones de Telefónica se han mantenido y que sus números han resistido a la pandemia. "Mejoramos el margen operativo por quinto año consecutivo y mantuvimos nuestra capacidad de generación de caja, con casi 5.000 millones de euros en 2020 y 25.000 millones de euros acumulados en los últimos 5 años".

"Las fuertes inversiones realizadas durante los últimos años nos han permitido resistir y seguir reduciendo nuestro endeudamiento. A diciembre de 2020 nuestra deuda estaba en 17.000 millones de euros por debajo del nivel de junio de 2016". Además, las iniciativas inorgánicas anunciadas nos permitirán seguir reduciéndola en los próximos meses. La deuda neta se situará en poco tiempo en torno a 26.000 millones de euros, menos de la mitad que hace solo cinco años", ha indicado.

En su intervención también tuvo un recuerdo para la caída en bolsa de la compañía. "Nos afectó la caída de la actividad económica y nos golpeó muy duramente el efecto de los tipos de cambio. Sufrimos sí, pero reaccionamos y supimos gestionar la situación. No nos resignamos; al contrario, redoblamos el esfuerzo y dimos lo mejor de nosotros mismos", ha indicado.

Recordó además que en un año marcado por la pandemia, Telefónica aumentó un 40% el beneficio neto, que ha alcanzado casi 1.600 millones de euros, y que la hoja de ruta de noviembre de 2019 sigue en marcha.

"Cuando diseñamos el plan y lo anunciamos, desconocíamos que unos meses después nos enfrentaríamos a una situación tan excepcional. La pandemia nos sorprendió con un Plan de Acción apenas estrenado. No lo aparcamos, ni siquiera lo ralentizamos. Al revés, lo aceleramos", ha señalado.

Futuro de la digitalización

Entre los hitos ha recordado las operaciones corporativas como la de Reino Unido con O2 o los avances de sus infraestructuras. "En España, al liderazgo europeo en fibra, hemos añadido un despliegue de 5G que nos ha llevado a cubrir el 80% del territorio en tan solo 4 meses. Esto reafirma el rotundo liderazgo de nuestro país en redes de última generación, tanto a nivel europeo como mundial".

"En Reino Unido, el acuerdo con Liberty Global, la mayor operación corporativa de nuestra historia va a crear el líder de la conectividad de ese país. En Brasil, reforzamos nuestro liderazgo con la compra de los activos móviles de Oi, junto con TIM y Claro. Además, hemos creado FiBrasil para reafirmar nuestro liderazgo de fibra en la región. En Alemania, gracias a la creación con Allianz de una compañía de fibra y a los acuerdos con Vodafone y Deutsche Telecom, hemos abierto nuevas vías de crecimiento en el mayor mercado europeo", ha sido.

Del mismo modo, ha puesto el acento en Telefónica Tech y en su importancia en el futuro de la compañía. "En tan solo unos meses hemos creado dos sociedades nativas digitales dedicadas al ámbito de la ciberseguridad, el mundo Cloud y el Big Data y el Internet de las Cosas".

Y ha finalizado resaltando el potencial de la digitalización. "La digitalización es sinónimo de crecimiento y empleo de calidad, de sostenibilidad e inclusión. Su potencial permitiría aumentar el PIB entre 1,5 y 2,5 p.p. anuales hasta 2025 e incrementar la productividad de las pymes entre un 15% y un 25%. Además, la digitalización resulta clave para afrontar el otro gran reto que enfrentan nuestras sociedades, la transición energética".