Pequeño seísmo en el mundo de las redes de telecomunicaciones que podría influir en el futuro desarrollo de las redes 5G. Algunos suministradores de las nuevas infraestructuras móviles tienen muchas dudas en torno al pacto de redes abiertas Open RAN firmado esta semana por cuatro de las grandes operadoras europeas: Deutsche Telekom, Orange, Telefónica y Vodafone.

Noticias relacionadas

Éstas anunciaron un acuerdo para apoyar el despliegue de Open RAN como la tecnología elegida para sus futuras redes móviles 5G. Según las operadoras, el sistema facilita la interoperatividad de las infraestructuras y garantiza la coexistencia de varios suministradores de red en una sola compañía donde antes sólo había uno o dos como máximo. Es lo que se llama virtualización de las redes.

En este sentido, algunos suministradores -conocidos también como vendors- con los que ha hablado Invertia han manifestado reparos y recelos a este acuerdo. La mayoría coinciden en que están preparados técnica y comercialmente para afrontar un ecosistema abierto de competencia, pero advierten de algunas situaciones con las que no se sienten cómodos.

La primera es lógica y tiene que ver con que las grandes operadoras buscan reducir costes en la implementación de sus redes de radio y esto redunda en que su negocio se reduce. Los vendors deberán competir más y reducir los precios, lo que podría repercutir en la calidad de su servicio y en su propuesta de valor.

El segundo reparo de algunos suministradores consultados son las ayudas públicas que piden estas cuatro operadoras para desarrollar este nuevo ecosistema de redes. Deutsche Telekom, Orange, Telefónica y Vodafone consideran que la Comisión Europea y los gobiernos nacionales tienen un importante papel que desempeñar para fomentar y desarrollar el ecosistema de Open RAN.

Fondos europeos

Consideran que Europa -a través de los fondos comunitarios destinados a digitalización- debería financiar "los despliegues iniciales, la investigación y el desarrollo, y las instalaciones de laboratorios de pruebas abiertos, e incentivar la diversidad de la cadena de suministro mediante la reducción de las barreras de entrada para los pequeños proveedores y las start-ups, que pueden aprovechar estos laboratorios para validar soluciones abiertas e interoperables".

Es decir, aportar recursos públicos para la consolidación de la virtualización de las redes y generar un marco regulatorio en el que cualquier pequeña empresa pueda ser un proveedor y competir con gigantes como Huawei, ZTE, Ericsson o Nokia.

En el caso de las ayudas, algunos vendors creen que el Open RAN no aporta nada nuevo al usuario final porque la tecnología para llevarles las redes "ya existe", por tanto, solo se trataría de subvenciones para que las telecos reduzcan sus costes. Los suministradores advierten que Europa debería tener otras prioridades como mejorar la conectividad del continente y ayudar a pymes y autónomos que lo necesitan.

Un debate que llega en un momento en el que se definen los Fondos de Recuperación europeos y mientras está en marcha el estudio que está realizando la Unión Europea respecto de qué ayudas pueden realizar al desarrollo al 5G y nuevos ecosistemas como el Open RAN.

"Con el despliegue gradual de la tecnología 5G, habrá oportunidades y desafíos relacionados con nuevos modelos de negocio y actores a través de redes de software con arquitecturas como Open RAN, es decir, interfaces más abiertas e interoperables en redes de acceso por radio (RAN)", indicó la Comisión al comenzar el estudio en julio del año pasado.

Alianzas por el Open RAN

En este sentido, desde algunos suministradores se señala que la firma del memorando de entendimiento entre estas operadoras puede ser un intento de presionar e influir en la Comisión Europea y en su decisión final. 

El tercer punto en el que hacen hincapié algunos suministradores es en la unidad de las operadoras europeas en torno al Open RAN. El documento conocido esta semana solo fue firmado por Deutsche Telekom, Orange, Telefónica y Vodafone, pero no incluyó a otras grandes como British Telecom o Telecom Italia.

Tampoco incluyó a operadoras de nueva generación como MásMóvil, Illiad, Hutchinson, Altice o Digi ni logró el apoyo de patronales reconocidas como ETNO (European Telecommunications Network Operators Association) o GSMA Europe, la división continental de la patronal mundial de las telecos

El único apoyo que han logrado ha sido el de las asociaciones O-RAN Alliance y Telecom Infra Project (TIP) que básicamente están formadas por estas cuatro operadoras. La única asociación reconocida mundialmente para validar estándares en el mundo móvil es el 3GPP y no se ha mencionado de momento.

Si consideramos que estas cuatro compañías ya manifestaron en septiembre del año pasado que querían impulsar una gran alianza, se puede inferir que no han logrado más apoyos en este tiempo. Una muestra de que el proyecto está todavía en fase de desarrollo y que falta algún tiempo para que se concrete formalmente, dicen algunos vendors consultados.